Iñaki Urdangarin.

«Sálvame» desvela la identidad de la joven rubia que paseaba de la mano de Urdangarin

Las primeras informaciones sobre las fotos de Urdangarin apuntaban a Ania Montoya, modelo y exmiss, aunque finalmente el programa lo ha desmentido.

Guss González

Iñaki Urdangarin volvía a las portadas del corazón protagonizando un bombazo informativo. Cómo ya te contamos, el marido de la infanta Elena fue sorprendido por los fotógrafos paseando por la playa de la mano de una joven rubia.

Rapidamente, los medios especializados comenzaron a especular sobre la identidad de la que podría ser la nueva pareja del exduque, que recientemente había pasado las navidades en familia.

Por su parte, las declaraciones de su hijo Pablo, mostrando comprensión y pidiendo intimidad, avivaban el bombazo, acaparando minutos de televisión y ríos de tinta.


Pablo Urdangarín con su padre.

 

Urdangarin de la mano de esta joven

 

En un primer momento todas las informaciones apuntaban en el misma dirección: Ania Montoya, modelo de profesión y ex Miss Álava. El programa de Telecinco «Ya es mediodía» lanzaba la revelación junto a otros medios, pero a media que avanzaba la jornada, la identidad de la joven se fue desmintiendo.

«Sálvame» por su parte desvelaba la verdadera identidad de la rubia misteriosa. Su nombre: Ainhoa Armentia, compañera de Urdangarin en el despacho de abogados Imaz&Asociados.

Las fuentes del programa que han revelado el nombre de la mujer informaban que su relación se habría mantenido estrictamente profesional al principio. Sin embargo, con el paso del tiempo, la intimidad había surgido entre los dos, transformando su relación en algo más personal.

Ainhoa Armentia vive en Vitoria, su ciudad natal, y tiene dos hijos. «Sálvame» informaba que la abogada está casada y revelaba que fuentes cercanas a la pareja habrían llegado a asegurar que su relación es totalmente real.

Cristina de Borbón podría estar al tanto de esta nueva relación de su exmarido. Incluso Pablo Urdangarín, hijo del matrimonio, ha declarado a los medios que «Son cosas que pasan. Nos vamos a querer igual», demostraba su madurez al reflexionar sobre este asunto.

CONTENIDO PATROCINADO