¿Conoces el Sandwich Dressing? No te equivoques, no te lo puedes comer

Se trata de un truco de estilismo que se ha hecho viral a través de la influencer Lydia Tomlinson

Ana Más

Aunque tenga nombre de delicioso bocadillo no tiene nada que ver con la comida, el Sandwich Dressing es un truco de estilismo que se ha hecho viral recientemente gracias a la conocida influencer Lydia Tomlinson, cuya cuenta reune a más de un millón de seguidores.

Esta experta en videos de moda explica cómo podemos combinar prendas y colores y hace unas semanas subía un video en el que hablaba de cómo conseguir que tu figura sea de lo más equilibrada combinando bien la ropa. Un video que en un pis pas acumuló más de medio millón de visualizaciones.

Pero, ¿por qué el nombre de sándwich?, pues la razón es que para ponerlo en práctica debemos imaginarnos un sándwich, que lleva dos partes iguales arriba y abajo (las rebanadas de pan) y en medio algo diferente. Pues es lo mismo pero aplicado a la moda, esto es lograr un equilibrio entre la parte de arriba y la de abajo.


Sandwich Dressing, ¿cómo lograrlo?


Para conseguirlo tienes que tener en cuenta los pesos de cada prenda por su color, tejido o forma, un negro pesa más que un beige y unos pantalones anchos más que unos pitillo.

Tal y cómo explican en Bazaar: «Una vez que comprendamos el peso de cada elemento del estilismo, es muy sencillo crear el efecto sándwich. Por ejemplo si elegimos un abrigo negro lograremos una armonía combinándolo con calzado del mismo tono y podemos reforzar ese equilibrio añadiendo un bolso negro. Asimismo, si elegimos una americana oversized tendremos que añadir algo de peso también en la parte inferior del cuerpo, por ejemplo a través de unas botas.»

En lo que se refiere al color, debemos escoger uno que hará las veces de «los panes del sandwich» y por eso lo pondremos en la mitad superior y en el calzado y si queremos reforzar también en el bolso. Ten en cuenta que el negro pesa más que los colores claros y los tonos fuertes más que los colores pastel.

Las proporciones es otra de las cosas a tener en cuenta a la hora de lograr un look equilibrado. Es decir si llevamos volumen arriba (hombreras o prendas oversize) debemos ponerlo también abajo (con unas botas o unas deportivas de suela gruesa por ejemplo).

Se trata sobre todo de buscar equilibrios y un truco que ayuda a armonizar todo el conjunto es utilizar un cinturón que ayude a diferenciar la zona del medio.

 

 

MÁS SOBRE: