Xavier Sardá a Chicote sobre las amenazas que recibió: «Tenía miedo»

El presentador habló del miedo que pasó durante su época de Crónicas Marcianas

anamas

Xavier Sardá ha visitado esta semana «Fuera del mapa», el programa de Chicote. Una entrevista en la que hablaron de todo pero sobre todo de su temporada como presentador de Crónicas Marcianas.

Sardá presentó el programa durante casi ocho temporadas consiguiendo muy buenos datos de audiencia. Un éxito que le trajo muchas cosas buenas sin duda, pero también algunos inconvenientes y de hecho tuvo que recurrir a los servicios de un guardaespaldas, «Estuve casi 6 años con guardaespaldas. Naturalmente, era por miedo. Me seguían, tenía comunicados en el buzón…».

Ante semejante confesión Chicote le preguntaba qué le llevó a tomar esa decisión, a lo que contestaba, «La noche es inquietante. De todas las franjas que hay para hacer televisión, la madrugada es un horario en el que la gran mayoría de gente que te ve es fantástica, pero también puede haber personas inquietantes. Esa es la hora a la que te están viendo».

Xavier Sardá a Chicote: «tenía miedo»


Para darle un toque de humor, el presentador contaba que se refería a su guardaespaldas como  Kevin, cómo se llamaba el de la película El Guardaespaldas. Y terminaba con un mensaje para aquellos que en esa época le amenazaban y molestaban, “Ya pasó y deseo que hayan encontrado la paz interior, un buen trabajo, y que tengan mucha suerte en la vida”.

Respecto al éxito de Crónicas, Chicote recordaba, “Yo recuerdo que cuando llegaba por la mañana a la cocina, el único tema de conversación era lo que había pasado la noche anterior en tu programa”, y Sardá comentaba que había días que ni sabía qué audiencia había hecho, se lo decían al día siguiente.

En su paseo de más de diez kilómetros por «la España vaciada» el chef y Sardá también hablaron sobre la tele y cómo había cambiado,  “La tele ha cambiado, yo sostengo que es como un electrodoméstico. Hoy en día puedes ver en televisión lo que quieras. Cada uno puede ver lo que le plazca. Eso antes no pasaba”, decía.

El presentador hablaba también de algo que sin duda querría eliminar de su vida, las terribles pérdidas familiares, algo a lo que se refería así, “Es sorprendente la capacidad de resiliencia que tenemos, es decir, de normalizar cada una de las pérdidas”.

Y confesaba además que para él la felicidad es la calma.