Funeral

Se hace viral la esquela de una mujer de 103 años por el recado que deja a sus familiares

Esta particular esquela ha sido publicada en el Faro de Vigo y recuerda a otras similares que también se hicieron virales.

Guss González

Doña Clotilde, viuda de Ceferino, dejaba escrita su esquela antes de su fallecimiento. Su intención: dejar claras las cosas incluso después de haber pasado a mejor vida.

Todo ocurría en torno al pasado 19 de enero, cuando la mujer fallecía. Sus familiares organizaban el sepelio y descubrían que la abuela había dejado una nota para adjuntar en su esquela: un recado con intenciones a familiares y allegados.

El medio El Faro de Vigo publicaba así una esquela que podría pasar desapercibida, pero la nota incluida la convertía en carne de meme y la misiva pronto recorría las redes sociales haciendose viral.


 

 

La esquela como medio de expresión post-mortem

 

La publicación, además de los habituales datos sobre el deceso, incluye una nota con recado: «Familia que no se ha preocupado durante estos años, que no se molesten en venir», indicaba la esquela.

Sin duda la mujer tenía «arrestos» e, incluso tras su fallecimiento, ha querido tener la última palabra con aquellos que ella considera que no se han portado como deberían. No quieras ser uno de ellos…

La historia de las esquelas curiosas no es algo nuevo. Las hay atrevidas, con mensaje, con mucho sentido del humor y otras tantas que rozan lo macabro. Una de las más curiosas fue la publicada con motivo del fallecimiento de Emilio Aragón, Miliki, en la que se pedía «Una sonrisa por su alma», en clara alusión a su gran legado.

Pero es en las esquelas de personas anónimas donde encontramos más casos curiosos. Como el de Manuel Muñoz, presidente del Club Chumbalaka, un grupo de amigos que le dedicaba un simpático mensaje: «Manolo, no nos esperes levantado, ya iremos llegando… Tú a tu aire».

Esquela divertida

También es habitual identificar a los más futboleros por los mensajes que se incluyen en sus esquelas. Este es el caso de Ignacio Beristain Ipiña, un apasionado del deporte rey. En su esquela podía leerse «¡Aúpa Athletic!», una expresión que le acompañó hasta el final de sus días.

Pero también los hay comprometidos con la sociedad y sus derechos democráticos. Este es el caso de Justiniano Álvarez Montero que, después de pasar a la otra vida, se arrepentía porque no había podido ejercer su derecho al voto.

Esquela

Ver para creer…

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO