Hay un sueldo ideal para ser feliz: el estudio que lo confirma

Dos profesores de la Universidad de Oxford han investigado sobre ello

Ana Más

El profesor del departamento de Psicología y Sociología de la Universidad de Zaragoza Juan David Gómez, explica en elheraldo.es que,  «Los ingresos económicos por supuesto que son importantes y también necesarios para lograr el bienestar personal, pero por sí solo son insuficientes. Numerosos estudios realizados en nuestro país reflejan que lograr la felicidad pasa por contar con un sueldo que permita cubrir las necesidades básicas, permitirse algunos caprichos y placeres y lograr ahorrar para conseguir tranquilidad y paz mental». Aunque ser feliz depende de más factores.

Daniel Kahneman y Angus Deaton, son  dos profesores de la Universidad de Oxford y además premios Nobel de Economía, que han estado investigando acerca de este tema y la conclusión a la que han llegado es que si. La cifra concreta es 100.000 euros al año, es decir, unos 8.333 euros al mes, una cifra a la que en España solo llegan un 0,57% de la población.

Desde la web de Antena3 apuntan otra forma de calcular cuanto dinero necesitamos para ser felices, » pensar en todo lo que necesitamos o queremos, y posteriormente cuantificar cuánto cuestan todos estos deseos: gasolina, comida, alquiler, internet, vacaciones… En total serían unos 6200 euros al mes de gastos. « Es decir con lo que proponen los profesores de Oxford estaríamos ahorrando incluso unos 2000 euros al mes.


El sueldo no es el único factor para ser feliz

Sin embargo, en declaraciones a ABC, Michael Plant doctor en Filosofía Moral y miembro del equipo de investigación del Wellbeing Research Centre, un centro de la Universidad de Oxford que estudia el bienestar emocional, además de fundador y director del Instituto para unas Vidas más Felices que analiza el coste y la efectividad de los recursos dedicados a la mejora de la felicidad mundial, explica que «La salud y la riqueza no son importantes en sí mismas, solo importan porque mejoran nuestro bienestar subjetivo. El dinero y el éxito cuentan mucho menos de lo que la gente piensa para ser feliz. Esto se conoce como ‘la paradoja de Easterlin’. El PIB per cápita aumenta en Occidente desde los años cincuenta del pasado siglo, pero los niveles de felicidad están estancados. Las relaciones personales, la conexión emocional, cuentan más.»

Una idea que parece secundar Juan David Gómez explicando con sentido del humor que si atendemos a este estudio en España debemos ser muy infelices, y añade que «En los estudios al respecto que se realizan en nuestro país queda patente que no es tanto poner una cifra a cuánto hay que ganar para ser felices, que no digo que no sea importante, como la satisfacción que se pueda lograr en el trabajo, gozar de buena salud y conseguir un buen nivel socio afectivo en nuestro entorno».

Y es que  el mismo medio habla del último Barómetro sobre vida, dinero y felicidad de Creditea publicado en septiembre de 2021, » aunque queda reflejado que el 20% de los españoles asegura que necesitaría «mucho más dinero del que tiene para sentirse feliz» y el 53% reconoce que le ha costado conciliar el sueño debido a un problema económico. Sin embargo el 90% de los encuestados afirma que aunque el dinero da tranquilidad, «no es algo prioritario en su vida», situándolo por debajo de la familia, seguida de la salud, la amistad y el bienestar emocional. «

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO