Un truco casero para blanquear tus almohadas

Generalmente aparecen manchas amarillas por el sudor

Ana Más

Según los expertos una buena almohada debe permitir una buena respiración, mantener la columna recta y aliviar las presiones en cervicales y mandíbula.

Materiales como el látex o las plumas deben evitarse para prevenir alergias y además los fisioterapeutas aconsejan  usar una almohada auxiliar de fibras huecas  entre las rodillas si dormimos de lado, o debajo de ellas si lo hacemos boca arriba, para evitar flexionar la rodilla.

En cuanto a dormir sin almohada solo es recomendable para personas que están toda la noche boca arriba, se mueven poco y tienen una complexión pequeña. Si no corren el riesgo de sufrir dolores musculares al inclinar ligeramente el cuello durante tantas horas.


Hasta aquí la parte ergonómica de las almohadas pero hay otra a la que seguro te has enfrentado alguna vez y es ¿cómo mantenerlas blancas y cómo nuevas y sobre todo sin esas antiestéticas manchas amarillas?. Te contamos un truquillo casero.

Trucos para blanquear tus almohadas

Getty

Lo primero es no esperar demasiado para lavarlas, cuanto antes las lavemos menos nos costará quitarlas. Con hacerlo cuatro o cinco veces al mes bastará.

Y es que el motivo de que aparezcan estas antiestéticas manchas suele ser que la almohada absorbe el sudor que liberamos mientras dormimos, ya que el cuerpo mientras dormimos suda para regular su temperatura.

Y es que el paso del tiempo y sobre todo la acción del sudor hacen que nuestras almohadas comiencen a amarillear, algo que podemos evitar fácilmente con este truco casero para el que necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de detergente
  • 1 taza de detergente biodegradable para lavavajillas.
  • 1 taza de blanqueador casero (puedes prepararlo con tres litros de agua, media taza de zumo de limón y media de agua oxigenada)
  • ½ taza de bórax.
  • Agua caliente

Comprueba que la almohada puede lavarse a máquina, retira la funda, pon la lavadora con un ciclo de agua caliente y programa dos aclarados, mete todos los ingredientes y espera que termine.

Otro truco es usar un poco de zumo de limón directamente sobre las manchas conseguirás eliminarlas, eso sí procura no usarlo en ropa de colores vivos ya que puede aclarar el color.

 

 

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO