«Viva la vida», el trato a la madre de Sandra Palo y los límites de la televisión responsable

El programa emitía esta sábado la entrevista con uno de los asesinos de Sandra Palo con su madre en el plató.

Guss González

«Viva la vida», el programa que conduce cada fin de semana Emma García, se ha metido en un buen charco. Habitualmente, el formato repasa la actualidad del mundo del corazón, con entrevistas y tertulias que opinan sobre el salseo.

En algunas ocasiones, la dirección incluye otros temas de actualidad que por su calado social, son de máximo interés para la audiencia.

En esta ocasión, «Viva la vida» emitía una entrevista en exclusiva con Ramón Santiago Jiménez, uno de los autores del asesinato a la joven Sandra Palo ocurrido en mayo de 2003.


Aquel fatídico día, un grupo de cuatro individuos realizaban una violación en grupo que terminó con el atropello de la joven hasta en quince ocasiones antes de prender fuego a su cuerpo aún con vida. Ahora, Emma García contactaba con uno de estos asesinos para conocer cómo es su vida en la actualidad.

Para rizar el rizo de esta «exclusiva», la dirección del programa convocaba a María del Mar Bermúdez, la madre de Sandra, para que acudiera a plató, pensando que sería una buena idea que ella escuchara todo en directo.

«Yo participé en todo, en la violación, en el asesinato y en todo, te digo que sí que lo hice porque me lo dijo un juez, yo no lo recuerdo», aseguraba el asesino mientras María del Mar permanecía inmóvil y descompuesta.

Ramón, que actualmente se gana la vida como rapero, aseguraba sentir cierto arrepentimiento. Sin embargo, las disculpas del confeso, no calaban en María del Mar, que se expresaba a duras penas en estos términos:

«Me da igual si él puede o no vivir u olvidar lo que pasó. Yo no puedo porque el asesinato de mi hija fue el más cruel de la historia. Le hicieron todo lo peor que se le puede hacer a un ser humano: la violaron, la atropellaron, la quemaron viva…», comentaba con todo su dolor.

«No me vale lo que está diciendo porque mi corazón está roto… Lo que le hicieron a Sandra no lo hacen ni los animales como él dice», afirmaba muy afectada.

María del Mar, madre de Sandra Palo, abochornada en un momento de la entrevista con el asesino de su hija.
Imágenes de Mediaset.

 

Viva la vida no aprende la lección

 

La dura entrevista, con la asistencia de la madre a plató, ha recordado al famoso caso que protagonizaba «La Noria» diez años atrás. En aquel momento, el programa sufrió una fuerte crítica en redes por la entrevista pagada a la madre del «El Cuco», relacionado con el asesinato de Marta del Castillo. Los anunciantes se posicionaban del lado de la audiencia y coordinaban un boicot publicitario que acabaría de manera fulminante con el espacio de tertulia.

Ahora, y con una década de distancia, son muchas las similitudes sobre el tratamiento que Telecinco ha vuelto a realizar sobre un asunto que es del todo menos trivial, forzando además el morbo con la presencia de la madre de Palo en el plató.

Como era de esperar, los espectadores no han dudado ni un minuto en expresar su profunda repulsa por el contenido ofrecido por «Viva la vida», publicando su postura en redes sociales.

 

MÁS SOBRE: