Belén Rodríguez enamorada de nuevo después de veinte años

Su nombre es Álvaro y no tiene ninguna relación con la prensa del corazón

Ana Más

Su amigo Víctor Sandoval lo adelantaba en Sálvame hace un par de meses dónde afirmaba que Belén Rodríguez volvía a estar enamorada. Algo que ahora confirma la revista Diez Minutos que a finales del pasado mes de marzo ya daba la noticia que publicaba junto a unas fotos en las que se  veía a la colaboradora paseando sonriente y de la mano con un hombre  por las calles de Madrid.

Ahora ha dado un paso más y lo ha contado este fin de semana en el programa Fiesta, en el que colabora, «estoy en un momento bueno de mi vida, enamorada, hace veintitantos años que no estaba enamorada. Es algo reciente, de hace pocos meses», explicaba después de que sus compañeros le insistieran. Todo sucedía cuando hablaban de la posible nueva relación de Bertín Osborne con Gabriela Guillen.

Aunque se mostraba reticente a hablar sobre Álvaro, que así se llama su nuevo amor, «Es una persona anónima y no voy a hablar más de él. Mi familia y mis amigos lo conocen», además de explicar que aunque hasta ahora no compartía casa ni nada con nadie, con la llegada del amor a su vida, esto parece haber cambiado. .


Belén Rodríguez desentrenada: «dentro ni te cuento»

Y precisamente una de sus amigas, la periodista Marisa Martín Blazquez, que también colabora en Fiesta, describía al nuevo amor de Belén cómo «alguien agradable, que sabe llevar muy bien a Belén y le divierte mucho, además de reconocer que había llegado en el momento oportuno para ella.

Entre risas los compañeros de la periodista bromeaban sobre si después de tantos años sin tener una relación estable estaba desentrenada, una estará un poquito desentrenada decía Emma García, que presenta el programa, «en la cama y fuera de la cama» a lo que ella con sentido del humor decía, «dentro ni te cuento». Sus compañeros querían saber más sobre la relación y sobre él,  pero ella no estaba muy por la labor, sobre todo por tratarse de alguien anónimo. Y es que Álvaro no tiene nada que ver con el mundo televisivo y mucho menos de la prensa del corazón ya que trabaja como conductor de trenes.