El conejo de agua, protagonista del Año Nuevo Chino

Su llegada es un gran evento para la comunidad china

Ana Más

En el horóscopo occidental nuestro signo de zodiaco depende de la constelación en la que esté el sol en el momento de nuestro nacimiento, sin embargo en el caso del horóscopo chino hay doce signos del zodiaco, cada uno con un nombre de animal. Ser uno u otro depende de nuestra fecha de nacimiento. Las veintiocho constelaciones chinas son diferentes de las ochenta y ocho constelaciones occidentales. Este año el conejo de agua protagoniza el Año Nuevo Chino. Te lo explicamos.

Tal y como explican desde CNN, «cada año, un tallo celestial (uno de los cinco elementos, que entran en la categoría yin o yang) se empareja con una rama terrenal (uno de los 12 animales del zodiaco chino). Gui Mao es el elemento número 40 del ciclo sexagenario chino: el Tallo Celestial ‘Gui’ representa el agua, mientras que la rama terrenal ‘Mao’ representa el conejo. Eso hace que 2023 sea el año del conejo de agua.» Cada año está «gobernado» por uno u otro animal, el año pasado fue el año del tigre de agua, que este 2023 es sustituido por el Conejo de Agua.

El Año Nuevo Chino comenzó el pasado 22 de enero y que se extenderá hasta el 9 de febrero de 2024. Y es que su comienzo es un gran evento que la comunidad china celebra por todo lo alto a lo largo de todo el mundo.


Las características del Conejo de Agua

El conejo es un animal vinculado a la luna. Además, el conejo y la pata de conejo se consideran tradicionalmente símbolos de fecundidad y suerte. Aunque el de agua se considera el conejo más cambiante, también inteligente y con mejor memoria, y esto hace que este año sea apropiado para fomentar todo lo que tiente que ver con imaginación y creación.

El conejo te corresponde si has nacido en 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999, 2011 y 2023. Suelen ser personas muy sinceras, buenas, cariñosas, expresivas, detallistas y fuertes y en 2022 tendrán de todo, tanto cosas buenas como otras que van a tener que solucionar.

Es un año en el que deben reinar la tolerancia, el respeto y la consideración, y en el que se debe fomentar todo lo que contribuye a la sensación de bienestar, al calor y la protección del hogar y de los buenos amigos.

Los antiguos astrónomos chinos asignaron a Venus el metal, a Júpiter la madera, a Mercurio el agua, a Marte el fuego y a Saturno la tierra. De ahí que hayamos entrado en el año del Conejo de Agua (también hay año del Conejo de Madera, Tierra, Metal y Fuego).

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO