Juanes

Juanes se sincera sobre su lucha contra la depresión: «Hablar de mis inseguridades no me hace cobarde ni débil»

El cantante insta a todo el mundo a comunicar sus sentimientos para pedir ayuda

Andrea Romero

El éxito es subjetivo, puesto que para unos será una cosa y para otros lo será otra totalmente distinta. La carrera de Juanes, para muchos es una llena de éxitos, ya que ha vendido millones de discos por todo el planeta y se ha ganado el cariño de otros tantos millones de personas que estarían dispuestas a hacer locuras por verlo en directo. Pero lo cierto es que no es oro todo lo que reluce en la vida del cantautor, ya que sus días no han sido de felicidad constante.

Él mismo ha hablado sobre este tema en diversas ocasiones y ya no se esconde. Lo que conocemos de Juanes, no es todo lo que Juan Esteban Aristizábal Vásquez ha tenido que vivir. Sobre esto, nos referimos a la lucha contra la depresión que ha tenido que manejar el colombiano, aunque le ha costado admitir y hablar públicamente sobre su situación: «Han pasado muchos años para poder describir esto», comentó Juanes.

Pese a admitir que es un tema muy complicado, el artista insta desde un primer momento a todos sus seguidores a comunicar lo que cada uno siente cuando necesite ayuda, ya que la salud mental es algo indispensable para todos.


«Sentirme vulnerable me hace más fuerte. Poder hablar de mis problemas y mis inseguridades abiertamente no me hace un cobarde ni un débil. Por el contrario, me ayuda a sanar desde el alma y ser más humano», es una parte de su discurso sobre la salud mental y algo que lleva por bandera desde que ha sabido cómo afrontar su realidad.

Juanes confía en el poder de las palabras para comenzar a sanar

Es una realidad que todos cargamos con problemas personales que no le contamos a nadie y tratamos de continuar nuestras vidas como buenamente podemos, pero esto muchas veces nos acaba jugando una mala pasada, ya que se va acumulando y no hace más que pesar.

En este sentido, Juanes también habla de la imagen que daba durante unos años de cara al público, pese a que su estado emocional no era para nada lo que la gente veía. «Estaba en pleno apogeo de mi carrera, cientos de conciertos, a primera vista una vida perfecta y envidiable. Pues bien, por dentro estaba destruido, desilusionado y cansado. El resultado fue peor. Llegué a un punto de cansancio tal que odiaba verme al espejo, escuchar mi música, verme en alguna publicación y, lo más doloroso, no disfrutar de estar en un escenario».

El artista llegó a sufrir un colapso nervioso que le impidió continuar con sus actividades habituales, teniendo que detener todo lo que estaba haciendo, descansar, escucharse y tratar todos los asuntos que tenía que resolver con él mismo. Por eso, Juanes recuerda a todo el mundo que nadie se libra de las luchas internas y que hablar de ello es una buena manera de comenzar a combatir esta enfermedad silenciosa pero muy poderosa.

MÁS SOBRE: