Artículo
kiko hernández

Kiko Hernández revela en ‘Sálvame’ el topo de la familia Campos

"¿Quieren saber quién ha grabado más de 1000 horas de conversaciones?"

Raúl Vázquez Fernández

Kiko Hernández se ha llevado todo el protagonismo en la última edición de ‘Sálvame. Y es que el colaborador ha desvelado en directo quién es el topo de la familia Campos.

«¡Ya está bien! Sabemos todos quién ha sido, todos, incluso Carmen Borrego, porque se lo he dicho yo en la reunión. ¿Lo soltamos ya o no lo soltamos? ¿Nos dejamos de gilipolleces? ¿Ustedes quieren saber quién ha grabado más de 1000 horas de conversaciones a Carmen, Alejandra, Terelu o Teresa? ¡Más de 1000 horas de conversación sin que ellas supieran que estaban grabándoles!«, comenzó diciendo.

«De verdad, que alguien se ponga a grabar en una reunión familiar, en una cocina, en un baño,… ¿tú sabes las barbaridades que te han grabado y yo he escuchado? Son barbaridades que se pueden decir en privado, pero que no deben soltarse en público, pero se van a escuchar porque si se graba es por algo. Hay una intención de destrozar al clan Campos. Conque saquen un 10% de lo que han grabado…»


Este es el nombre del topo, según dijo Kiko Hernández en ‘Sálvame’

«Esas grabaciones se comparten, se ponen en reuniones y comidas, son fruto de muchas risas entre los que las escuchan», prosigue Kiko Hernández en ‘Sálvame’, justo antes de decir el nombre:

«La persona que ha estado grabando a la familia Campos durante mucho tiempo es Gustavo, el chófer».

La hija de Terelu, Carmen Borrego, no cabía en sí de dolor: «Me parece el puñal más grande que se le puede clavar a mi madre. Si esto es como lo cuenta Kiko, que no lo dudo porque él dice que ha oído las conversaciones, me parece terrible. Mi madre siempre ha dicho que Gustavo es el hijo que nunca ha tenido, y defraudar a una madre es lo peor que se puede hacer».

Tras una llamada de su madre en la que decía «no voy a hablar de este tema, me lo pide mi familia», Carmen no podía más: «¿Qué he dicho yo? No puedo más, soy el pim pam pum de todo el mundo. Yo no he ido contra nadie, he dicho que no soy consciente de nada de lo que ha dicho Kiko. ¡Es que no puedo más! No entendéis todo lo que estoy viviendo, intento no hacerle daño a nadie y ser una persona normal, no soy una mal apersona, ¡pero no puedo más!».

«Me podía haber vuelto loca con lo que ha contado Kiko, pero he sido absolutamente prudente. Me gustaría que me dijeran por qué soy yo una sinvergüenza. Este mensaje no se lo enviaría a otras personas de mi familia, solo se me envía a mí porque soy el blanco fácil», dijo para terminar, antes de irse llorando de plató.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO