Miguel Bosé

Miguel Bosé gana a Nacho Palau en los tribunales respecto a la paternidad de sus hijos

El Supremo no reconoce que ambos sean los padres de los cuatro menores

Noelia Bertol

Desde que en el año 2018 rompieran su relación, Miguel Bosé y Nacho Palau iniciaron una batalla en los tribunales por la custodia de sus cuatro hijos, y es que si bien con ellos formaron una familia, en términos legales el artista solo es el padre biológico de dos de ellos (Diego y Tadeo) y el escultor de los otros mellizos (Ivo y Telmo).

La situación se complica cuando, rota la relación después de 26 años juntos, un miembro de la pareja reclama la paternidad de los otros dos hijos que no son suyos biológicamente, pues estos no recurrieron a la adopción en su momento y ahora no es tan sencillo.

Miguel Bosé junto a sus hijos
Getty

Es por eso por lo que el Tribunal Supremo ha rechazado el recurso que presentó Nacho Palau para que se les reconociera a ambos como padres de los cuatro pequeños. Parece que la relación afectiva «no es suficiente para establecer una filiación el mero vínculo socio-afectivo de los menores entre sí y con quien fue la pareja de su respectivo padre«.


Esto no choca con el derecho de los menores a relacionarse con las personas con las que tienen una relación afectiva, para lo cual se estableció en primera instancia un régimen de relación tanto de forma telemática como por visitas.

Miguel Bosé y Nacho Palau acercan posturas tras la enfermedad del escultor

Es importante mencionar que tras su ruptura Miguel Bosé se marchó a vivir a México con sus dos hijos biológicos, momento en el que Palau demandó al artista por la manutención y la custodia. «Esos niños tienen que verse, tienen que convivir, mantener un contacto más completo. La distancia es olvido, como dice la canción. Si se ven solamente 15 días en verano, eso no es» expresó por entonces Nacho Palau en una entrevista para El Mundo.

No obstante, en el último año la relación entre ambos ha podido experimentar un acercamiento, pues el año pasado el escultor se enfrentó a un cáncer de pulmón del que actualmente está recuperado. Durante esta etapa Bosé se convirtió en un gran apoyo para el italiano e incluso regresó a España con sus hijos Diego y Tadeo para poder estar junto a Nacho.