Conchita

Qué es la preeclampsia, la complicación en el embarazo que sufrió Conchita con su hijo Leo

La artista se ha sincerado con sus seguidores al recordar aquellos días

Noelia Bertol
Archivado en: Conchita  •  

En Cadena Dial seguimos con especial atención la pista musical de nuestros artistas, pero también destinamos nuestra atención a aquella parcela de su ámbito personal que ellos mismos nos muestran a través de sus redes sociales. Conchita es una de las artistas que actualmente no dejamos de escuchar en nuestra radio con su tema No soy yo, eres tú, y estos días su testimonio en redes sociales recordando uno de los momentos más duros de su vida nos ha encogido el corazón.

La artista había vuelto al hospital en el que dio a luz a su único hijo, Leo, y le volvieron a venir los recuerdos de su nacimiento. Un momento que debía ser el más feliz de su vida pero que se tornó algo complicado debido a que esta sufrió preeclampsia, una complicación caracterizada por la elevación de la presión arterial y el riesgo de sufrir daños hepáticos y renales.

«Hoy he vuelto al hospital donde nació Leo y en el que aprendí tantas cosas. Casi todas las importantes de verdad«, comenzaba diciendo. Esta se caracteriza por mostrarse siempre muy sincera con sus seguidores, y más aún cuando se trata de visibilizar ciertos asuntos. En este caso volvía a contar lo mucho que aprendió con su experiencia.


 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Conchita (@oficialconchita)

Conchita recuerda uno de los momentos más duros de su vida

 

«Estaba andando por el mismo pasillo por el que hace cuatro años iba en silla de ruedas, sintiéndome como si me hubiera atropellado un camión gigantesco y yo fuera la persona más pequeña del mundo. Aún no había conocido a mi bebé que había nacido ya hace casi seis días, me hablaban de él… y al rato se me olvidaba con toda la medicación que llevaba encima para el dolor«, se sinceraba.

Y es que tanto su hijo como ella estaban luchando por seguir adelante: «Lo que menos quería era sentirme responsable de alguien tan pequeño que estaba luchando por su vida también, porque yo era incapaz de sostener la mía. Me dolía todo el cuerpo, veía borroso, y la maldita tensión por culpa de la preeclampsia nunca bajaba«.

Conchita resalta que las estadísticas de mujeres que sufren preeclampsia en el embarazo son muy altas: 1 de cada 12. «Es mucho, muchísimo, y no se habla nada de ello«, denuncia. Por si esto fuera poco, esta también sufrió «una atonía de útero después del parto», algo que le hizo perder mucha sangre. «Casi no lo cuento«, recordaba

Y es que es justo eso, los recuerdos, lo que la atormentan a día de hoy a pesar de que le dijeron que con el tiempo olvidaría todo lo que sufrió esos días. «A veces sintiendo el chorro de agua caliente en mi cara en la ducha, a veces haciendo pis porque dejé de hacerlo entonces y era muy probable que tuviera que hacer diálisis, a veces me acuerdo mientras estoy conduciendo por la carretera, siempre me acuerdo cuando estoy encima del escenario y SIEMPRE pienso ‘Joder, qué suerte tengo’«, añadía.

De esta manera, Conchita quiso dejar a sus seguidores un mensaje de lo más positivo, y es que de estas experiencias dejemos sacar siempre el lado bueno: estamos vivos. «Solo pasaba por aquí para recordaros la gigantesca suerte que tenemos de simplemente estar, respirar, saltar, bailar, abrazarnos, sentir, vivir. Que os cuidéis mucho y os peleéis poco, muy poco, nada si puede ser, que últimamente parece que todo el mundo está enfadado. Que celebremos la vida, que es muy injusta a veces, pero muy increíble otras muchas también, y que intentéis ser lo más feliz que se pueda siempre», agregaba.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO