¿Sigo haciendo cosas o me relajo?: stresslaxing o la incapacidad para disfrutar del descanso

Hacer deporte o actividades creativas puede ayudarte a evitar este fenómeno

Teresa Moreno

Seguro que más de una vez te has tirado en el sofá a disfrutar de una tarde de descanso, pero rápidamente te agobias pensando en todas las cosas pendientes que te quedan por hacer. A este fenómeno se le conoce como stresslaxing que es un término empleado para definir esa situación en la que la ansiedad se apodera de nosotros cuando estamos intentando relajarnos y desconectar. 

Según un estudio realizado por la Asociación Estadounidense de Psicología alrededor del 30% y el 50% de las personas sufren stresslaxing, un síntoma muy apegado en una sociedad que para ser productiva necesita siempre estar lleno de tareas y no tener tiempo para el descanso. 

¿Qué es el stresslaxing? 

El término stresslaxing proviene de dos palabras stress (estrés) y relaxing (relajación) y se utiliza para definir aquella conducta en la que tendemos siempre a hacer todo menos descansar priorizando todas las tareas que hay pendientes y excusándonos en que no pueden esperar.  


Algunos de las causas que podrían llevarte a padecer este fenómeno son:

  • Negación del estrés: fingir que una situación no está sucediendo es una estrategia que no te ayudará lo más mínimo, ya que el sentirlo te ayudará a ser prevenida y encontrar la solución a tus problemas.  
  • Presión: seguramente también te condicione lo que otras personas piensen de ti, ya que para ti es importante dar a conocer que estás muy motivada haciendo cosas y con muchos planes, pero realmente siempre hay un hueco para descansar y tú te empeñas en ocultarlo. 
  • No tomar decisiones: el hecho de escoger algo supone renunciar a otra y siempre tendemos a pensar “¿Y sí hubiese escogido esta opción que hubiera pasado?”. Esto nos lleva a una conducta poco sana ya que tendemos a pensar las cosas más de la cuenta y esto nos lleva a vivir episodios de mucho estrés. 

Aunque, seguramente si eres de esas personas que trabaja más horas allá de tu jornada, presumes siempre de tu multitasking o no marcas líneas entre tu vida personal y el trabajo tienes más papeletas para sufrirlo. Si además de todo esto eres muy ansiosa o tienes un elevado grado de control de las situaciones más rutinarias y, por ende, detestas los cambios, las posibilidades de sufrir este fenómeno se triplican.

Mujer con cara desesperación se lleva las manos a la cabeza.
Getty

Consejos para evitar el stresslaxing 

La psicóloga Ingrid Pistono en la revista S Moda de El País afirma que la mejor forma de salir de este bucle enfermizo en el que a veces nos metemos es “dejar de normalizar que no tenemos tiempo” y “optar por coger otro ritmo” más pausado. La experta también recomienda incluir en nuestra rutina aquellas cosas que nos hacen sentir bien.  

Aun así, sabemos que esta tarea no es fácil. Así que, aquí te dejamos algunos consejos que recomiendan esta y otros expertos en psicología para que te ayuden a salir del modo multitasking y decir adiós al stresslaxing. 

  • Hacer ejercicio. Actividades pasivas como dormir o meditar; otras más activas como salir a correr o a andar e incluso, algunas más creativas nos ayudan a mantenernos ocupados, además de liberarnos de todo ese estrés.  
  • Ejecutar las tareas a nuestro ritmo: explora, investiga y prueba nuevas actividades, pero a tu ritmo y sin marcarte un límite de tiempo. Concéntrate en aquello que estás haciendo y olvídate de todo lo demás.  
  • Conocer nuestros límites: es importante conocer cuáles son aquellas cosas que más nos relajan, que más nos gustan y que nos permiten conectar con nosotros mismos. Esto, a su vez, nos ayuda a olvidar todo lo que está sucediendo alrededor. 
  • Probar. No hay método infalible para relajarse y disfrutar del descanso. La cuestión es probar y probar para saber qué es lo que realmente te podría funcionar a ti.  

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO