Cuándo debes preocuparte por sudar en exceso por la noche

Puede ser un síntoma de alguna patología

Ana Más

Sudar es algo natural además de necesario, mediante el sudor regulamos nuestra  temperatura corporal y aunque es más frecuente su aparición durante la práctica de ejercicio o cuando las temperaturas son altas, sudar durante la noche no debe alarmarnos siempre que no se trate de una sudoración excesiva. De hecho, el sudor “es importante para equilibrar la temperatura corporal permitiendo que el calor se evapore por la piel”, tal y como explica a cuidateplus.com, Tomás Chivato, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo (Madrid)

Sin embargo si sudas tanto que amaneces con las sábanas empapadas o te despiertas por ello, atenta, puede significar un problema de salud más grave, especialmente de tipo hormonal, infeccioso, autoinmune, respiratorio, neurológico, tal y cómo explica a abc.es el dermatólogo Álvaro Barranquero

La  temperatura de la habitación e incluso el material del pijama o las sabanas está directamente implicado con esta sudoración excesiva que técnicamente se conoce como hiperhidrosis nocturna que a menudo es más frecuente en las mujeres. Tal y como explica el experto «debido a los cambios hormonales ocurridos en la menopausia o perimenopausia…». Aunque desde el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NIH), matizan, «Estos sudores son un síntoma común de la menopausia, pero también los causan enfermedades o afecciones como infecciones, cáncer, azúcar sanguíneo bajo, trastornos hormonales y afecciones neurológicas».


Como evitar sudar en exceso

Cute Female Wiping Sweat After Focused Meditation

 

Por su parte el doctor Salvador Álvarez Martín, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, del HC Marbella Intenational Hospital explica a Cuidateplus que, «Nos debería preocupar los sudores nocturnos cuando son repetidos, cuando interrumpen el sueño y, sobre todo, si se acompañan de otros síntomas como pérdida de peso, de apetito, diarrea, dolor, fiebre, tos…» y añade que también puede ser un efecto secundario de la toma de determinados medicamentos como antidepresivos o medicamentos para tratar la diabetes. El doctor Barranquero añade como otras posibles causas de esta sudoración excesiva, el estrés, el consumo de cafeína, alcohol, tabaco y drogas.

El experto recomienda además, «descartar (y tratar) posibles enfermedades subyacentes», cómo primer paso y después, «mantener buena ventilación en la habitación, usar tejidos transpirables y evitar el consumo de cafeína, alcohol, comida picante y tabaco en las horas previas». Con estos consejos lo normal si no se trata de algo más grave es que disminuya el sudor de la noche.

CONTENIDO PATROCINADO