'MasterChef 12'

‘MasterChef 12’ elimina al favorito de la edición y el concursante da una lección

Los chefs ya han elegido a los cinco semifinalistas

Lola Rabal

Esta semana en ‘MasterChef 12’ de TVE, los nervios estaban a flor de piel. Tras la eliminación de Pulga el lunes pasado, el programa avanzó a solo dos episodios de coronar a su ganador. La noche estuvo cargada de sorpresas y emociones, con la visita especial de Bertín Osborne y una desafiante prueba de exteriores que dejó a todos hablando. A lo largo del programa, los concursantes recibieron asistencia variable de los chefs. Sin embargo, la tensión aumentó cuando Jordi Cruz criticó duramente a Ángela por su actitud altiva.

El siguiente desafío llevó a los concursantes a Málaga para rendir homenaje a la Semana Santa. Los jueces sortearon los roles de capitanes, resultando en la elección de Alberto y María. La prueba se complicó cuando Antonio Banderas, el invitado sorpresa, anunció un cambio de equipos a mitad del cocinado, generando caos entre los participantes. Después de una intensa cata, los jueces decidieron que el equipo liderado por María, con Samya y Gonzalo, era el mejor, asegurando su lugar en las semifinales.

Por su parte, Alberto, Ángela y Celeste volvían a las cocinas con el delantal negro. Los tres se enfrentaban a la prueba de expulsión en la que aparecía Bertín Osborne de invitado. No era una prueba de eliminación cualquiera. Los tres delantales negros tenían que reproducir a la perfección  un girasol de chocolate creado por Lluc Crusellas, ganador del World Chocolate Master y el Prix au chef pastissier que otorga la Real Academia de Gastronomía. Un postre de alta cocina difícil.


Tras probar los tres girasoles, Jordi Cruz dejaba claro que la aspirante que mejor había replicado el plato era Ángela con lo que el chef catalán y la concursante hacían las paces después de que ella le dedicara el postre después de su rifirrafe en la primera prueba. Finalmente, Pepe Rodríguez anunciaba que era Alberto el duodécimo expulsado de la edición con lo que Celeste rompía a llorar al ver que estaba en la semifinal después de que todos sus compañeros piensen que es una de las que menos nivel tiene.

La lección de Alberto tras su expulsión

«Lo he dado absolutamente todo, me quedo jorobado porque quería dar más, mi meta era llegar a la semifinal, pero no pasa nada, me voy muy satisfecho. Es una experiencia que te cambia la vida y sé que me la va a cambiar más aún y estoy super satisfecho», confesaba Alberto muy emocionado. Y antes de colgar el delantal y decir adiós a las cocinas de ‘MasterChef’, Alberto daba una última lección. «Me gustaría decir algo muy importante para mí, una de las cosas por las que quería entrar a ‘MasterChef 12’ es porque desgraciadamente siento que todavía hay algunos prejuicios con gente rockera, con gente metalera, con el pelo largo, con tatuajes y gente alternativa. Entonces si he conseguido que la gente vea que no tiene nada que ver y que el hábito no hace el monje, que se puede ser buena persona y buen cocinero llevando un look distinto siento que he hecho algo importante», concluía antes de decir que su ganador es Gonzalo.