«Me arrepiento»: Valeria Ros se va de las redes tras su crítica al cómico Jaime Caravaca

La humorista recibió numerosas críticas por su postura al respecto

Noelia Bertol

Hace unos días se hizo viral en redes sociales un vídeo en el que Alberto Pugilato, conocido rostro en redes sociales, acudía a un show del humorista Jaime Caravaca y le propiciaba a este varios golpes como respuesta a indeseados comentarios que el cómico había realizado sobre su hijo pequeño. Comentarios que este tachaba de ofensivos y «pedófilos«. Este hecho generó numerosas reacciones, entre ellas las de la también humorista Valeria Ros.

Esta, que por su profesión ha coincidido en alguna ocasión con Caravaca, destacó que este «no es buen compañero» y condenó los desafortunados ataques que este lanza en nombre del humor. «Todo mi apoyo a gente que tiene que lidiar con comentarios dolorosos en redes sociales y a la cara ya resulta que se acojonan. Parece que no sólo va a por nazis. Es un misógino de mierda y sólo quiere llamar la atención. ¡Conmigo que no se cruce!«, apuntaba esta como reacción a la polémica.

Valeria Ros se quita las redes por las críticas

GETTY

Unas palabras que muchos interpretaron como una defensa al gesto de Pugilato, a quien también rodea la polémica en redes sociales por comulgar públicamente con una ideología neonazi. Es por eso por lo que a Ros le llovieron las críticas de muchos usuarios. Tanto fue así que esta quiso matizar su opinión al respecto.


«Publiqué mi opinión en las redes de forma visceral, porque entendí que ese hombre reaccionara de esa forma. Me arrepiento de haberlo hecho, por eso me he quitado las redes, porque parece que dices algo y estás a favor del nazi. Yo no estoy a favor de las agresiones físicas, eso que quede claro. ¿Hasta dónde se puede poner el límite de lo que se dice en las redes sociales?«, apuntaba la cómica.

Esta aprovechaba para contar su experiencia personal con Caravaca, confesando que «no es una persona que esté muy equilibrada«, algo que pudo comprobar cuando durante un tiempo «le dio por meterse conmigo sin venir a cuento«. De este señala que tiene mucho odio dentro y que «no está bien de la cabeza«.