Shakira en Coachella

La millonaria cifra que se ha embolsado Shakira con su ‘trilogía del despecho’

"Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan" nunca tuvo más sentido

Noelia Bertol

«Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan«, cantaba Shakira en su éxito junto a Bizarrap. Y no estaba mal encaminada, pues si bien la deslealtad de su pareja y el fin de su relación le hizo pasar por una de las etapas más oscuras de su vida, la colombiana supo convertir todo ese dolor en exitosas canciones que se han traducido en importantes ganancias económicas.

Con la Music Sessions #53 la artista completaba la ‘trilogía del despecho’ que ya había iniciado con Te felicito, junto a Rauw Alejandro, y Monotonía, con Ozuna. La historia que les acompañaba a estos lanzamientos, sumado a que suenan como auténticos hits, los convirtieron rápidamente en éxitos internacionales.

La canción junto a Bizarrap es la Music Sessions más escuchada del productor argentino con 716 millones de reproducciones en YouTube. Por su parte, Te felicito acumula 611 millones y Monotonía suma 301. Unas cifras de escándalo que se traducen en importantes beneficios económicos para la cantante.


Esto es pa’ que te mortifique’Mastique’ y trague’, trague’ y mastique’Yo contigo ya no regresoNi que me llores, ni me suplique’Entendí que no es culpa mía que te critiquenYo solo hago música, perdón que te sal-pique

¿Cuánto ha ganado Shakira con sus canciones de despecho?

Llegados a este punto, muchos se han planteado la pregunta: ¿cuánto ha ganado Shakira con sus canciones contra Piqué? Tal y como recoge la revista Forbes, teniendo en cuenta el precio de la reproducción en plataformas como Spotify y YouTube, tan solo el tema junto a Bizarrap habría generado más de 2 millones de euros.

Por su parte, la canción junto a Rauw Alejandro habría producido sobre 12,5 millones de euros, y la que comparte con Ozuna 4,5 millones. En total, Shakira habría facturado más de 20 millones de euros tan solo con tres canciones, una importante cifra que hace real esa frase que ha convertido en lema y que da nombre a su disco: «las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan«. O al menos lo hace ella.