El Oro para Leiva

Redacción Cadena Dial
Archivado en: Coti  •   Leiva  •  

El nuevo disco de Leiva ha alcanzado el estatus de disco de oro a 1 mes escaso desde que se lanzase tras permanecer 2 semanas consecutivas en el nº1 en ventas. Leiva arrancó el pasado fin de semana en Salamanca la gira presentación de Pólvora, la revista Rolling Stone acudió a su concierto en Santiago y citaba “Leiva vive, ahora, su momento de eclosión como artista en solitario”.

La gira continua este fin de semana en Jaén y Sevilla con todas las entradas agotadas. Leiva sigue colgando el cartel de no hay entradas en cada fecha de la gira presentación de este nuevo disco y ya ha agotado su cuarta y última fecha en la Riviera prevista para el 6 de abril.
 
7 de marzo Jaen (Sala Kharma) SOLD OUT
8 de marzo Sevilla (Sala Custom) SOLD OUT
18 de marzo Valladolid (Sala My Way) SOLD OUT
21 de marzo Oviedo (Espacio Estilo)- ÚLTIMAS ENTRADAS
22 de marzo Aranda de Duero (La Colmena musical)
27 de marzo Granada (El Tren)-ÚLTIMAS ENTRADAS
28 de marzo Málaga (La Cochera Cabaret) SOLD OUT
29 de marzo Murcia (Sala Gama) ÚLTIMAS ENTRADAS
3 de abril Madrid (La Riviera) SOLD OUT
4 de abril Madrid (La Riviera) SOLD OUT
5 de abril Madrid (La Riviera) SOLD OUT
6 de abril Madrid (La Riviera) SOLD OUT
10 de abril Valencia (Sala Fussion)
11 de abril Barcelona (Sala Bikini) SOLD OUT
12 de abril Zaragoza (Sala Oasis)- ÚLTIMAS ENTRADAS
24 de abril Bilbao (Kafé Antzokia)
25 de abril Vitoria-Gasteiz (Sala Jimmy Jazz).
  
Pólvora es un disco cómplice y cercano (“Palomas”), que engatusa al usarlo (“Del hueso una flor”), es rock elegante y rotundo (“Los cantantes”), pop rock de alta costura (“Terriblemente cruel”), sin arreglos sintéticos, sin tejidos artificiales (“Pólvora”), sincero (“Vértigo”). Son canciones que se arrojan, desde sus letras, a dudas cotidianas que surgen del corazón (“Afuera en la ciudad”), a decisiones que impone el cerebro (“Cerca”), a cambios y evoluciones que no tienen explicación (“Mirada perdida”), tan solo, una descripción… y para eso, Leiva está muy capacitado.

Las melodías son las que marcan los surcos más notables de este disco, melodías irresistibles que trepan entre suculentos riffs de guitarras, emocionales melodías que sobrevuelan medios tiempos arrebatadores, melodías que transformas estribillos en placeres celestiales…melodías, ese es el secreto que hace de este disco algo inflamable.
 
Leiva ha querido variar su manera habitual de trabajar para este segundo disco en solitario, añadir nuevos elementos, alterar el guión de su fórmula magistral. Por ejemplo, esta vez ha optado por grabar en directo, todos a la vez en la misma sala (algo que no hacía desde el segundo disco de Pereza).

Otro detalle vital a señalar en este trabajo es que hacía años que Leiva no delegaba la responsabilidad de la producción en alguien, y en Pólvora ha confiado en el productor Carlos Raya (Fito Cabrales, M-Clan o Quique González) para trabajar mano a mano con él, algo que desde hacía tiempo buscaba, tanto por su perspectiva total de la música, como por su larga experiencia como productor, además de, por supuesto, su excelencia como guitarrista.

La docta mano de Carlos en este disco es perceptible desde la primera nota, el tándem Raya-Leiva ha sido vital para lograr ese impulso hacia adelante en el sonido, esa placentera redondez que envuelve el disco. También ha contado con la inestimable ayuda del estratosférico ingeniero Joe Blaney (desde Keith Richards a B-52), junto a ellos, ha logrado engrandecer aún más su sonido, su estilo, su rasgo distintivo, su marca. Todo eso se percibe en las canciones: la respiración de esos músicos y el encanto orgánico de esas mágicas sesiones a puerta cerrada. Y ahí quedó registrado el cuerpo, el poso ardiente al que luego se añadirían diversos detalles, como los frecuentes arreglos de metales ó un maravilloso cuarteto de cuerda ó el vibráfono y las percusiones… inflamable también la aleación que se ha creado entre la guitarra de Leiva y la de Carlos Raya, una sólida y cálida mezcla que prende mecha en cada acorde.