Estilo de vida

Lo que tus emoticonos dicen de ti

24/08/2018, a las 00:01


Antes, con el bolígrafo en la mano, tenías mucho cuidado al escribir. Todo porque podía venir un especialista forense de serie policíaca y descubrir que en tu lista de la compra donde ponías «apio» querías decir «butifarra». Y donde escribías «yogur desnatado», en realidad maquinabas un complejo plan para comprar cuatro litros de helado. No lo niegues.

Llegaron las maquinitas y ahora te pasas el día tecleando por WhatsApp. Seguro que piensas que se acabó la grafología. ¡Pues no! Estos textos en la pantalla todavía pueden hablar de ti. ¡Carita de sorpresa!

Eres lo que escribes

Te defines según uses las letras, el léxico, la ortografía y los símbolos, así como por la longitud de tus frases y párrafos. En definitiva, por tu estilo. Y hoy existen unos caracteres con los que también te comunicas, unos que dicen de ti mucho más de lo que crees. Son los emoticonos.

¿Cómo puede un emoticono definirte? La verdad es que tiene más sentido de lo que parece. A veces cuesta encontrar las palabras adecuadas y, sin embargo, un emoticono puede expresar por sí mismo tus emociones. Por eso los usas, para comunicar a los demás tu estado de ánimo o tus ideas con un par de dibujitos.

Mira en tu teléfono los últimos diez emoticonos utilizados. ¿Crees que un extraño podría averiguar tu estado de ánimo con ellos? A lo mejor, si pones muchas caritas tristes es que estás triste. Flamenca + copa + palmas, suena a noche de fiesta. ¿Y si esa combinación se repite con frecuencia?

Cuál es tu moda en emoticonos

Diversos estudios han revelado que los emoticonos son como la ropa: la gente siempre tiende a utilizar los que reflejan su forma de ser, independientemente de que algunos mensajes hablen de estados de ánimo puntuales. La gente agradable, extrovertida y simpática usa más dibujitos sonrientes y divertidos. La personas que viven preocupadas o aquellas de carácter tristón, no tanto.

En definitiva, los emoticonos son tu personalidad. De hecho, son tan eficaces para expresar sentimientos que muchas personas los usan con eficacia, incluso cuando no sabrían explicar con palabras lo que les pasa. Porque una imagen vale más que mil palabras.

Hay muchos casos de emoticonos que parecen significar una cosa cuando dicen otra. Y no nos referimos solamente a la berenjena o al plátano, dos muy utilizados para referirse a… bueno, a eso. El éxito del mensaje también depende de que el receptor entienda tu código personal. Pero, para el tema que nos ocupa, lo que importa es lo que significan para ti.

El ‘emoticonfesionario’

En definitiva, quizá sea buena idea echarle un vistazo a los que más utilizas, porque pueden hablarte sobre tu propio temperamento o sobre tu situación personal. Vamos, como si fuera una confesión con el cura, solo que esta vez tú eres tanto el confesor como el confesado.

Es posible que descubras algo que te haga reflexionar. ¿Hay demasiados emoticonos tristes o relacionados con algún malestar? Quizá estés pasando por una mala temporada y no te das cuenta hasta que lo ves con cierta perspectiva. ¡A lo mejor es buen momento para cambiar algo en tu vida! ¿No es hora de ir a mejor?

Pena, nostalgia, dolor, alegría, desfase total o demasiadas resacas son algunas de las miles de situaciones que podrías estar reflejando en el chat y que hablan de lo que eres y lo que haces. Queda en tu mano disfrazarte de forense de serie policíaca y valorar si en tu rastro escrito pone «treintañera sin suerte en el amor que devora helado», «exitosa madre más alegre que unas castañuelas y olé» o «mi gato pisó la pantalla y hay diecisiete emoticonos sin pies ni cabeza».

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana