¡Alerta medusas! ¿Qué hacer si te pica una?

Redacción Cadena Dial

Llega el buen tiempo, y con él las ganas de piscina, playa, chiringuitos y desconectar del curro. Preparas tu maleta, las de los niños, las de los abuelos, metes a la familia y todos los enseres de veraneo en el coche y pones rumbo a Benidorm.

Bueno, quizás los tiempos hayan cambiado un poco y no sea literalmente así, pero el caso es que comienzan las vacaciones de verano y las playas se vuelven un hervidero de gente. La población que durante todo el año habita en la Península, de repente comienza a invadir la costa. Pero, por si esto fuera poco, aparece otra plaga. Bueno… otras dos: los guiris y las medusas. Aunque hoy nos centraremos en la segunda.

Las medusas acechan nuestras costas

Las medusas siempre están ahí. Juegan a camuflarse entre las bolsas de plástico, pero nos acechan y nos estudian hasta encontrar nuestro punto débil. En cuanto nos despistamos… ¡Zas! Picotazo que te crió.


 

Estos desagradables seres dejan su veneno guardadito en diferentes células que quedan adheridas a nuestra piel y provocan una reacción bastante dolorosa. No suele ser especialmente grave, pero sí es algo incómodo y una experiencia que no querrás repetir.

El principal consejo si veraneas en un área con afluencia de medusas es simple: ¡huye, insensato! Pero en caso de que sea tarde y ya te hayas llevado el beso de una medusa, quizás estos consejos puedan ayudarte.

Cómo aliviar una picadura de medusa

Existen varios remedios para que las picaduras de estos animales se pasen de la mejor manera posible, y no hablamos de la solución de Joey en aquel famoso capítulo de la serie Friends. Veamos algunos de estos trucos:

– Para comenzar puedes lavar la zona con agua, pero que sea siempre salada, ya que el agua dulce hará que el dolor aumente. No será necesario que pases dieciséis horas a remojo, pero sí que laves el área de la picadura durante unos minutos.

– Ya lo dice el popular refranero español: muerto el perro, se acabó la rabia. Elimina los restos de medusa que puedan haber quedado tras tu breve interacción con ella. Ha sido una relación breve, no te apegues a lo poco que te haya dejado.

– En tercer lugar, tenemos el rey de los remedios: el frío. Si lo aplicas en una torcedura, una quemadura o cuando se te cruza por delante aquella persona que tanto te gusta, ¿por qué no con las picaduras de medusa? También funcionará. Eso sí, evita que esté en contacto directo con la piel, ya que eso aumentará el dolor.

– El alcohol yodado para desinfectar esa picadura durante dos o tres días, usado un par de veces al día, también ayudará a que pases este trance de la mejor manera posible.

Por último, no olvides que, si la persona afectada se encuentra dentro de los grupos más vulnerables, es decir, ancianos, niños o alérgicos a las medusas o a su veneno, se debe visitar el hospital y consultar con un médico. Exactamente igual que si comienzas a notar síntomas como náuseas, vómitos, dolores de cabeza, calambres o malestar general.

Ahora que ya sabes cuáles son los trucos para aliviar las picaduras de las medusas, solo te queda saber un par de cosas que no debes hacer y que son de sentido común (aunque este sea el menos común de los sentidos): no expongas la zona al sol o al calor y no la rasques ni frotes.

¡Con estos consejos podrás ser el amo de la playa!

También te va a interesar:

Las medusas son capaces de dormir pese a no tener cerebro

Más medusas que sardinas en las redes de los pescadores de Málaga

 

CONTENIDO PATROCINADO