Un pequeño truco de WhatsApp para esconder fotos comprometidas

Redacción Cadena Dial

Estás un domingo por la mañana tomándote un café y unos churros para desayunar antes de irte a descansar tras una noche de sábado y descubres una fotografía en tu WhatsApp que puede costarte la vida como la vea quien no tiene que verla. ¿Qué haces?

Ante todo, mucha calma

De momento, terminarte el café. Luego dormir con el móvil debajo de la almohada. Cuando te despiertes tendrás tiempo para solucionar semejante entuerto. Además, ¿quién te acompaña en la imagen? ¿Qué has hecho con esa persona? ¿Se expande el universo, es cóncavo o convexo?


La citada aplicación te permite, quizá gracias a que los españoles somos los que más usamos sus servicios, borrar tu pasado con elegancia. Solo debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

– Aunque borres la imagen del chat, permanecerá en la galería de tu teléfono.

– Si la persona que no te interesa que vea ese material sabe un poco, solo tendrá que ir a la carpeta correspondiente y buscar la imagen.

¿Está todo perdido? ¿Has comprado ya tu billete a Australia? ¡Calma! A continuación, te damos los pasos para conseguir salvar los muebles.

Tutorial para ocultar las fotografías

– Entra en Whatsapp y selecciona «Ajustes».

– Accede a «Datos y almacenamiento».

«Disminuir el uso de datos» y «Visibilidad de archivos multimedia».

– La opción «Mostrar archivos multimedia en la galería» no debe estar marcada.

Esto significa que todas las imágenes de WhatsApp no aparecerán en tu galería. Para saber dónde se almacenan exactamente debes usar una aplicación que gestione tus archivos. A veces, viene de fábrica, en caso contrario deberás descargarla.

Esta opción está todavía en desarrollo, pero se espera que en la próxima actualización comience a formar parte de esta aplicación. Sin duda alguna, las despedidas de soltera, las fiestas entre colegas y la vida en general no será igual, pero quizá te convenga más que lo que pasó en aquella discoteca hace unas horas, ayudando a que se quede en semejante tugurio de infausto recuerdo.

Otra opción es que cuando vayas de marcha te lleves un móvil de hace diez años y que no te hagas fotografías con nadie. Lo malo es que la cabra tira al monte y es más que probable que también tengas ese punto de exhibicionista del que tanto te arrepientes cuando los efluvios del alcohol abandonan tu organismo para devolverte, de bruces, a tu realidad.

Y es que, dirás, «¿para qué me voy de juerga si no tengo ninguna prueba que lo demuestre?». La pregunta es buenísima, tanto que igual descubres la respuesta en el móvil de tu pareja. Luego no te quejes si descubres que te mienten por WhatsApp. ¿A que ya no te hace tanta gracia el chiste?

Bromas aparte, hemos de reconocer que estamos hechos una panda de bandarras de padre y muy señor mío. ¿Cómo? ¿Qué tú no? WhatsApp siempre va a remolque de las peticiones que le hacen los usuarios.

Es decir, a alguien lo han pillado con el carrito del helado y le contó su historia a la empresa. Y como esa persona, miles más. Al menos, han pensado en la integridad de la pareja, en la imagen pública de sus clientes y en intentar sembrar algo de paz por el mundo. No es poco.

Ahora bien, la mejor manera de no tener imágenes comprometidas sigue siendo poner en práctica tu sentido común. De ti depende tener que pasar la resaca dándole cebollazos a tu teléfono móvil para que no te pillen o volver de una noche de fiesta con la conciencia tranquila. ¡Suerte!

 

También te va a interesar:

Ahora sabrás si un mensaje tuyo en WhatsApp ha sido reenviado

Lee los mensajes de WhatsApp ¡sin entrar al chat!