Estilo de vida

Alessandro Lequio recuerda a su hijo: «Mi todo, entonces, ahora y siempre»

05/08/2020, a las 12:25

Alessandro Lequio junto a su hijo, de pequeño


Hay heridas que nunca llegan a cerrarse del todo y está claro que la pérdida de un hijo es una de ellas. Alessandro Lequio y Ana Obregón tratan de seguir con sus vidas tras la muerte de su hijo Aless, hace poco menos de tres meses, pero es una batalla dura en la que, por momentos, no pueden evitar exponer su dolor y sus sentimientos públicamente.

El italiano ha vuelto a dedicar unas palabras a su hijo en redes sociales. Su últimas publicaciones guardan la misma línea, la del dolor de un padre que trata de hacer frente a la reciente pérdida.

«My best everything, then, now and forever» («Mi mejor todo, entonces, ahora y siempre«), expresaba este en inglés junto a una imagen inédita de ambos en la que aparecen mirando a cámara de forma cómica.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

My best everything, then, now and forever.

Una publicación compartida de Alessandro Lequio Sr (@alessandrolequiosr) el

Sus seguidores se han volcado de nuevo en él, dedicados a abrazar su dolor. Entre ellos, destaca una Toñi Moreno entregada completamente a la familia.

«Te pienso«, expresaba la presentadora en los comentarios, la misma que el pasado fin de semana mostraba sus lágrimas en Viva la vida tras el post que Ana Obregón compartió con las últimas palabras que Aless no llegó a compartir públicamente.

Entre lágrimas

 

Las lágrimas son, en parte, la expresión del dolor, y mostrarlas públicamente es tanto un acto de valentía como de desahogo. El Conde Lequio tampoco pudo evitar romperse en el programa con el que Hormigas Blancas, de Telecinco, quiso homenajear al joven Aless.

alessandro lequio junior y senior

Un repaso por su vida con el que su padre no pudo evitar derrumbarse al desbloquear «tantos recuerdos y emociones que no tengo capacidad para valorarlo, no tengo ganas ni nunca las tendré«, confesaba el mismo.

Tanto Lequio padre como Ana Obregón estuvieron al pie del cañón con su hijo en la lucha de su enfermedad, un cáncer cuyos efectos trataron de mitigar con viajes a Estados Unidos y tratamientos avanzados. Estuvieron ahí desde el primer momento hasta el último, celebrando junto a él cada éxito y sufriendo cada paso hacia atrás. La lucha ahora continúa en ellos. 

Webs de PRISA

cerrar ventana