Estilo de vida

La nueva vida de Iker Casillas y Sara Carbonero

09/09/2020, a las 14:20

Sara Carbonero e Iker Casillas


Con el fin de las vacaciones Iker Casillas y Sara Carbonero han iniciado su nueva etapa en Madrid. La famosa pareja, que ha vivido en la ciudad lusa de Oporto durante los últimos cinco años, ha pasado el verano en familia, visitando sus respectivos pueblos y despidiéndose del país que les ha servido de hogar durante este tiempo. 

El guardameta regresa a su ciudad y al club en el que creció, el Real Madrid. Retirado del fútbol a nivel profesional (este verano se despidió con un emotivo comunicado), sí que se mantiene ligado al mismo a través de su nuevo puesto en el club de Florentino Pérez en calidad de embajador. 

Tras su adiós al Porto F.C y con sus nuevas competencias laborales en la capital española, la pareja ya no tenía nada que le atara a Oporto a nivel profesional. Además, el año 2019, los problemas de salud de ambos (el infarto de miocardio del excapitán y el cáncer ovárico de la presentadora) hicieron que estos se dieran cuenta de lo cerca que necesitaban estar de los suyos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hasta el infinito y un poquito más . #tbt #unpaseoporelDuero #fotospreferidas #saudade #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Su nueva etapa en Madrid

 

Así, la icónica pareja del Mundial de Sudáfrica 2010 ha comenzado una nueva etapa en Madrid, donde vivieron sus primeros años de romance. Eso sí, lo hacen en una nueva vivienda, pues la propiedad que ambos tienen en la finca de Pozuelo de Alarcón está alquilada tras el fallido intento de venderla.

Ya se ha podido ver a la pareja haciendo vida normal (dentro de lo permitido actualmente con el coronavirus). Tal y como ha expresado la revista Semana, estos han acudido a llevar y recoger del colegio a sus hijos, Martín y Lucas, en este inicio de las clases.

Los pequeños se enfrentan a un gran cambio en sus vidas, pues toda su etapa escolar la han desarrollado en la ciudad portuguesa de Oporto. Ahora les tocará entablar nuevas amistades, algo que seguramente no suponga un problema de adaptación debido a su corta edad (6 y 4 años).

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana