Adelgazar y retrasar las arrugas en tu rostro: más fácil si prescindes un poco del móvil

Ana Más

A veces un pequeño cambio puede ser un éxito, si hablamos de perder peso existe un truco con el que te será más fácil adelgazar y además evitarás que los signos de envejecimiento aparezcan antes de tiempo en tu rostro.

Pero ya te advertimos de que si eres de las que pasas horas pegada teléfono móvil, te va a costar ponerlo en práctica ya que el truco consiste precisamente en reducir el tiempo de uso de pantalla y dispositivos electrónicos.

Te contamos las claves:


1ºDescansar, muy importante para adelgazar

Una mujer se estira en la cama

En lo referente al peso, dormir mal es un problema pues como explican  los expertos de la empresa de nutrición KilosOut a la revista Hola,  hay que «dormir, de 7 a 8 horas para favorecer el buen funcionamiento metabólico».

De hecho una investigación de la Universidad Brigham Young y publicado en el American Journal of Health Promotion, establece una conexión directa entre un descanso suficiente y la pérdida de peso. Los participantes que dormían menos de seis horas y media tenían un mayor índice de grasa corporal.

Y entre las cosas que impiden que se concilie bien el sueño se lleva la palma los smartphones.

Y de hecho en declaraciones al mismo medio la farmacéutica Rocío Escalante explica  «Evita usar dispositivos electrónicos antes de irte a la cama: el móvil, la tablet, el ordenador… alteran el cerebro, y también son responsables del insomnio. Es mejor dejar de usarlos un buen rato antes de acostarse».

Y además aconseja «crea un ambiente relajado en tu habitación: minimiza la luz y los sonidos en tu dormitorio. El cerebro libera melatonina (hormona que regula el sueño) con la oscuridad. Además, puedes usar aceites esenciales en difusor para relajar aún más el ambiente».

2ºControlarás el envejecimiento prematuro

Pero además estar pegado a un dispositivo móvil mucho tiempo tiene un efecto directo sobre el envejecimiento tal y cómo explica Valeria Navarro, directora técnica de Boutijour,   «Apreciamos que el uso durante más horas del móvil, como herramienta de teletrabajo en posturas complejas ya sea en sofás o desde la misma cama, produce una mayor tendencia a la pérdida de la firmeza del cuello y de toda la línea V de la mandíbula.”

3º¿Neck-stress, qué es?

Una mujer tomando café y viendo el móvil

La  postura en la que se suele consultar el móvil cuando se está en la cama, tumbada de lado, potencia la pronunciación del surco nasogeniano, o la línea que va desde las aletas de la nariz hasta las comisuras de los labios.

Este fenómeno ya tiene nombre, lo han llamado neck stress y se refiere a las tensiones que sufren cuello y escote al mirar el móvil.

A esto hay que sumarle los efectos negativos de la luz azul que emiten las pantallas que genera radicales libres a lo que hay que sumarle el campo electrostático que se forma alrededor y que rompe el equilibrio de la piel. Según explica explica a la misma revista el cosmetólogo y fundador de la marca Twelve Beauty Pedro Catalá.

Las consecuencias son aceleración del envejecimiento del rostro, ojeras, sequedad e hiperpigmentación.

 

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO