Aire acondicionado: estos son los errores que cometes al usarlo en el coche, según la DGT

anamas

Seguro que tener aire acondicionado en el coche te ha salvado en más de un viaje y más con la ola de calor que nos visitaba la semana pasada. Para evitar el cansancio en  los viajes producido por el calor, es esencial mantener la temperatura adecuada del interior del vehículo. Debes tener en cuenta que el cansancio provocado por el calor puede tener efectos parecidos a los de una borrachera y de hecho se conoce cómo borrachera de calor. Para evitarlas es muy importante hacer un uso correcto del aire para que no haya ningún problema.

Aire acondicionado en el coche, no cometas estos errores

Aunque nos parezca la solución más fácil, encender el aire acondicionado en el coche no es tan sencillo y de hecho podemos estar cometiendo algunos errores de los que advierte la DGT.

El primero es poner el aire al máximo, lo recomendable es al arrancar dejar que el coche se ventile dejando las ventanillas bajadas unos minutos y después encender el aire para comenzar el trayecto.

Otro error frecuente es mantener el botón de recirculación activado, con esto sólo conseguimos que los cristales se empañen con más frecuencia, lo más recomendable es tener la opción de automático encendida y así evitarás que los cristales se empañen.

Además siempre debemos llevarlo encendido, aunque en la calle haga más fresco y no parezca necesario llevarlo encendido, en verano siempre es recomendable llevar el aire acondicionado puesto, aunque eso si ,debemos llevarlo bien direccionado ya que este es otro de los errores más comunes, llevar los difusores de aire dirigidos a zonas en las que el aire no repercute en los pasajeros ni en el conductor. Por eso es recomendable antes de iniciar la marcha colocarlos correctamente.

Y por último asegúrate de tener un mantenimiento correcto del aire acondicionado de tu coche y ten en cuenta que debe pasar por inspección para asegurarnos de que funciona correctamente. Recuerda que lo recomendable es cambiar los filtros cada quince o veinte mil kilómetros.

 

MÁS SOBRE: