Ola de calor: cómo dormir sin aire acondicionado y no morir en el intento

Ana Más

Estamos pasando por una ola de calor que está dejando a España sumida en temperaturas de 44 grados e incluso más. Algo que está haciendo que para muchos sea imposible conciliar el sueño.

La temperatura es uno de los factores que más condiciona nuestro descanso, ni muy alta ni muy baja es aconsejable. La temperatura ideal para conciliar bien el sueño es entre 15 y 22 grados.

De hecho, cuando la temperatura supera los 26 grados, el organismo activa la sudoración. Esto te hará sentir incómodo y tardar en conciliar el sueño, algo que sucede también porque los vasos sanguíneos se dilatan para favorecer la circulación de la sangre y bajar la temperatura corporal, y el cerebro pasa a un estado de alerta.

Ola de calor: cómo descansar bien

dormir en verano

Hay algunos consejos que pueden ayudarte a bajar la temperatura de tu dormitorio y así dormir mejor sin tener que recurrir al aire acondicionado o al ventilador.

  • Mantener las persianas y las cortinas de tu habitación cerradas durante el día, al no estar expuesto a la luz solar, el cuarto estará más fresco.
  • Si tienes una habitación en la zona más baja de la casa, intenta dormir ahí, la temperatura será bastante más baja que arriba.
  • Usa sábanas blancas o de colores claros, los tonos claros reflejan la luz y se mantienen más frescos que los oscuros. Procura usar tejidos de algodón traspirables en sábanas y pijamas. No uses tejidos sintéticos que dan mucho calor y evita las fundas de los colchones estos días.
  • Ventila bien la habitación, abre puertas y ventanas para que entre el aire.
  • Desconecta los aparatos electrónicos y apaga la luz, este tipo de dispositivos desprenden calor en funcionamiento.
  • Utiliza una botella de agua congelada para refrescar tu cama
  • Procura cenar poco, cuando hacemos la digestión nuestra temperatura corporal sube, cenar poco hará que tu estómago tenga que trabajar poco también.
  • Evita el alcohol antes de dormir ya que deshidrata y dormirás peor, bebe mucha agua aunque no tengas sed.
  • Dúchate con agua fría antes de dormir, pero ten cuidado de que no sea demasiado fria porque el cuerpo subirá la temperatura para compensar y tendrás calor.
  • No hagas ejercicio antes de dormir estos días, al menos antes de acostarte. Puede ayudarte a conciliar el sueño meditar, hacer yoga o escuchar música relajante.
  • Mantén fríos los puntos de pulso del cuerpo (cuello, codos, tobillos y muñecas), refréscalos durante la noche.

MÁS SOBRE: