Ana García Lozano: recordamos a la televisiva que ahora tiene nueva ocupación

La periodista triunfaba en la pequeña pantalla en los 90 y ahora se dedica profesionalmente al coaching

Guss González

Ana García Lozano fue posiblemente, uno de los rostros más queridos de la televisión de los 90. Presentadora y periodista, se hizo popular por su capacidad a la hora de conducir talk-shows, ese formato que llegó a ser muy popular en la televisión de hace unos años.

García Lozano se caracterizaba, entre otras cosas, por su capacidad de comunicación y por saber escuchar a los invitados que asistían a su programa, entendiendo que detrás de cada persona existe una historia que debemos respetar.

Con el paso de los años y el fin de la moda de los talk-shows, García Lozano se fue alejando del mundo de la televisión para centrarse en el coaching, profesión a la que se dedica en estos momentos.


 

Ana García Lozano, una coach de lujo

 

En una reciente entrevista, Ana revelaba su faceta como profesional del coaching. «Siempre digo que soy como una oreja grande a la que mucha gente abraza para desahogarse», afirmaba.

«No es fácil saber escuchar, y mucho menos estar para que el otro pueda sentirse mejor al explicar su historia. Hay que hacer un gran esfuerzo para olvidarte de ti, para apagar el ruido de esa radio que todos llevamos dentro», ponía de manifiesto.

Sobre su abandono de la televisión, Ana García Lozano lo tiene claro: «… en mi caso, me abandonó, pero también es cierto que trabajé en la época más maravillosa. Son etapas…», sostiene la periodista.

 

Su paso por la televisión dejó huella

 

En la misma entrevista, García Lozano revela que su paso por televisión estuvo repleto de momentos muy duros. «… como el día en que vinieron a contar cómo superar la muerte de un hijo», comenzaba. «En aquel momento yo acababa de ser madre de mi hijo mayor, por lo que el horror emocional que sentí fue tan intenso que me puse a llorar detrás de las cámaras».

 

 

Muy humilde matizaba que este tipo de programas no son complejos de realizar. «No, no me parece que sean complicados, porque solo tienes que escuchar», indicaba. «Lo más importante es la labor que hacen en la redacción, que es la encargada de buscar a los invitados. Cuando estábamos en Telemadrid no había ni internet, así que yo no sé de dónde podían sacarlos a todos», afirmaba con cierto orgullo de equipo.

Contenta con su profesión actual recuerda su paso por televisión con cariño. «Me gusta mucho la televisión, pero somos muchos los llamados y pocos los elegidos. Surge gente nueva, nombres nuevos, y al final te vas quedando atrás. Lo más importante es que la gente me recuerda con cariño y eso es fundamental», mencionaba satisfecha.