Pepe Rodríguez se rompe al revelar una promesa a Verónica Forqué que no podrá cumplir

El chef, visiblemente afectado, se rompía en su despedida a la actriz tras su paso por la capilla ardiente.

Guss González

Pepe Rodríguez, el afamado chef y jurado de «MasterChef Celebrity» visitaba este miércoles 15 de diciembre la capilla ardiente de Verónica Forqué, instalada en el Teatro Español de la capital. Fue precisamente a Rodríguez a quien la actriz escribió una carta comunicando su intención de abandonar el formato porque «no podía más».

En su salida de la última despedida a la actriz, Rodríguez no ha podido contener las lágrimas y ha expresado su pesar con unas preciosas palabras hacia Forqué, dejando patente el enorme aprecio y cariño que sentía por ella.

«Estamos en shock todos. No tengo palabras. Estuve grabando con ella en mi pueblo hace dos meses…», afirmaba el cocinero visiblemente impactado. «¿Qué puedo decir?…», manifestaba.

El exitoso formato ha recibido innumerables críticas en redes sociales por exponer y aplicar una enorme presión a Verónica Forqué, que visiblemente no estaba pasando por su mejor momento. Se han vertido duras críticas contra el programa y la productora, Shine Iberia, que ha respondido con un comunicado en su defensa que enviaba a los medios de comunicación, dejando clara su posición y el cariño que sentían por la actriz.

 

Pepe Rodríguez revela la promesa incumplida a Forqué

 

«Estaba llorándo y riendo a la vez porque han sido momentos tan bonitos. Tan geniales…», eran las palabras de un Pepe Rodríguez afectado y emocionado que además revelaba una promesa que ya no podrá cumplir.

«La estaba esperando para que viniera a comer al restaurante. Ella me decía: ‘tengo que ir, a ver si voy a verte’. Y esa pena que te da…”, explicaba a los periodistas congregados a la salida de la capilla ardiente.

«He tenido la suerte de conocer a un ser diferente, un alma tan pura, tan buena, todo se lo tomaba con humor. Hemos reído, hemos vacilado, es una actriz en todos los sentidos», explicaba poniendo el foco en lo positivo. «Me voy contento porque sé que está en el cielo, porque gente con el corazón tan puro tiene que estar ahí, en un sitio bueno. Era un ángel, no tenía maldad, la gente del programa la amaba, la quería», manifestaba emocionado y roto.

«La gente la quería con locura, la gente del programa la cuidaba y ella los cuidaba… No he conocido nada igual», afirmaba casi entre lágrimas.

MÁS SOBRE: