Plan de choque en Navidad contra los antojos de dulce

Si te puede el dulce, atenta a este plan de choque contra los antojos

anamas

Aunque lo ideal sería poder tomarnos algo dulce de vez en cuando y que todo quedara ahí, no suele ser lo normal. Si sueles darte atracones y a comer muchas cosas azucaradas sin poder controlarlo, ahí está el problema. Normalmente después de un dulce viene otro y luego otro con el consiguiente sentimiento de culpa y subida de peso. Pero no desesperes, hay algo que puedes hacer en este sentido, te contamos un plan de choque contra los antojos de dulce.

Los antojos suelen ir vinculados a una mala alimentación, con carencias. Evitar tomar algo dulce después de comer es complicado y a veces para conseguirlo debemos cambiar nuestra dieta a una mucho más saludable. Pero hay algunas cosas más que puedes hacer.

La primera es dejar de sentirte culpable, según los expertos tener este tipo de antojos es normal y aparecen por la necesidad que tiene tu cerebro de obtener una «recompensa», más que porque tu organismo los demande.

Antojos de dulce, acaba con ellos

Y es que tener un antojo no significa tener hambre, tu cuerpo no necesita ni pide comida, es tu cerebro el que te pide tomar algo que libere mucha dopamina par obtener así una recompensa. Lo más complicado de superar es cuando tienes antojo y hambre a la vez. Por eso una manera de luchar contra esto es comer mucho pero saludable.

Este es uno de los trucos, toma una comida saludable en cantidad, hasta que estés saciada. Los alimentos ricos en proteínas (como la carne, el pescado o los huevos) son especialmente buenos para controlar el hambre.

Aunque parezca de chiste darte una buena ducha caliente te puede ayudar. Según explica la revista Mujer de Hoy, «muchas personas que experimentan antojos de azúcar han descubierto que las duchas o baños calientes les brindan alivio. El agua debe estar caliente, pero no tanto como para que te queme la piel. Solo que te sientas un poquito incómoda. Deja que el agua corra por tu espalda y hombros para que te caliente entre cinco y diez minutillos.»

La tercera cosa que puedes hacer es ejercicio, salir a caminar a paso ligero bastará. Con esto te distancias del antojo y además liberarás endorfinas que ter harán sentir mejor.

MÁS SOBRE: