Noticia

Adelgazar comiendo chocolate, no pienses en sus calorías sino en todo lo que te aporta

11/03/2021, a las 10:53


Nos ponemos a dieta, porque queremos adelgazar pero nos aterra quedarnos sin nuestra onza de chocolate diaria. ¡Nos sienta tan bien!

Y es que el chocolate es nuestra tabla de salvación en momentos en los que nos sentimos con pena, tristeza o falta de afecto. También es el mejor controlador de nuestras hormonas ¡los días previos a la menstruación podríamos devorar una tableta! Aunque nos controlamos, por supuesto.

Hay muchos estudios que apuntan no solo a las propiedades afrodisiacas del chocolate, sino también a que es un importante antidepresivo

Estos son los beneficios del chocolate

Comer chocolate tiene sus efectos perjudiciales en nuestro cuerpo siempre que se coma en exceso, claro: aumento de peso, colesterol, incremento de triglicéridos…

Pero el hecho de sentir la necesidad de ingerir chocolate se debe sobre todo a un mecanismo de nuestro organismo para elevar la serotonina.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es fundamental para el equilibrio emocional ya que contribuye al bienestar, reduciendo la ansiedad y mejorando los niveles de nuestro estado de humor: conclusión, cuando comer chocolate nos aporta felicidad.

La serotonina se produce en los intestinos y en el cerebro, y es importante conocer que cuando hay un bajo nivel de serotonina en el cerebro, nuestro equilibrio emocional se ve alterado y esto nos afecta gravemente a nuestro estado de ánimo.

El consumo del chocolate ayuda a generar esta sustancia.

 

 

Comemos chocolate, para generar la producción de esta sustancia, experimentando así, la sensación fugaz de alivio y de cierto placer, de ahí que lo comamos incluso cuando no tenemos hambre.

Lo cierto, es que nos gusta comer chocolate no solo por su sabor -que también es adictivo- sino por la sensación de tranquilidad que sentimos después de ingerirlo, motivo por el que muchas veces nos damos el atracón.

¿Cómo es posible que el chocolate nos provoque esto?

El chocolate contiene una serie de componentes químicos como triptófano, un aminoácido que se encarga de la producción de serotonina, o la dopamina, que es quien provoca el efecto placentero cuando lo degustamos.

Al final el ser humano obedece a un necesidad química que siente en su cuerpo, ya que el chocolate resulta ser la vía más rápida para producir la serotonina que nos falta en el cerebro.

¡Cuidado con pasarse si quieres adelgazar!

Esto no quiere decir que el chocolate pueda ser el perfecto antidepresivo. Su efecto a nivel cerebral es momentáneo y pasajero. Por eso debemos consumirlo con moderación ya que un exceso contribuye de forma negativa en nuestro peso y corazón.

 

MÁS SOBRE:

Webs de PRISA

cerrar ventana