Brazos cómo la reina Letizia con estos ejercicios

anamas

No hay duda de que la Reina Letizia tiene unos brazos 100% tonificados y con una musculatura perfecta.

Así lo demuestran los numerosos looks en los que luce unos brazos impecables a sus 48 años. La última de estas apariciones ha sido con motivo de su viaje oficial a Andorra en la cena de gala a la que asistió junto al rey Felipe y para la que eligió un top rosa de plumas que dejaban sus brazos completamente al descubierto.

¿Cual es el secreto?

Realmente no lo hay, además de genética, se trata de una disciplina muy estricta que incluye alimentación, yoga y ejercicios específicos para esa zona.

Se dice que la Reina ha seguido durante años la dieta Perricone, una dieta angiaging seguido por muchas famosas, cómo Julia Roberts o Uma Thurman entre otras, que consiste en tomar alimentos con propiedades antiinflamatorias cómo salmón salvaje, sardinas, espinacas, espárragos, frutos secos, semillas de chia, kéfir o yogur natural, además de avena y fresas.

Además yoga

Su favorito es el yoga Iyengar, que practica hace años y en cuyos entrenamientos hace especial hincapié en ejercitar los brazos y las piernas y que le gusta combinar ejercicios de fuerza y que definen los músculos.

 

Algo imprescindible es el ejercicio. Hay algunos que puedes realizar en casa y conseguirás igualar a la Reina en tiempo récord.

Flexiones contra la pared

Una chica haciendo flexiones frente a la pared

Colócate de pie enfrente de la pared con las piernas separadas y a una distancia que te permitan tus brazos estirados y apoyados sobre la pared.

Haz flexiones sin arquear la espalda, manteniendo toda la fuerza en los brazos.

Comienza con tres series de ocho flexiones la primera semana. Aumenta a 3 series de 10 flexiones la siguiente y sube a 12 flexiones en 3 series la tercera semana.

Ejercicios con bandas elásticas

Una mujer hace ejercicio de brazos con bandas elásticas

Coloca la goma en el suelo, písala y agarra cada extremo con las manos.

Con los pies separados a la anchura de las caderas y los hombros relajados, concentra la fuerza en los bíceps y sube y baja los codos, evitando que se separen del cuerpo y con los puños hacia arriba.

Haz dos series de 20 con cada brazo.

Con los pies separados al ancho de las caderas y con la espalda recta. Sujeta la banda de un extremo con una mano y del otro, con la otra. Lleva tus brazos, uno por arriba y otro por abajo por detrás de tu espalda e imagina una línea recta en la goma. Estira en movimientos cortos y rápidos hacia arriba y hacia abajo con los brazos manteniendo esa línea.

Remo y tabla

De pie, con los pies separados al ancho de las caderas y con la espalda recta, inclina el tren superior ligeramente hacia delante.

Coge las mancuernas y con los brazos estirados y los puños mirando hacia el interior del cuerpo, estira los brazos hacia atrás. Haz movimientos cortos y rápidos de rebote.

Haz tres series de diez repeticiones.

Para la tabla colócate en el suelo sobre las puntas de los pies, separados al ancho de las caderas, y tus antebrazos.

Con la espalda recta, procurando no levantar glúteos, hombros y cuello relajado, levantando la vista del suelo, concentra tu fuerza en bíceps y sobre todo, en la zona abdominal. Mantén la posición 30 segundos.

Descansa 15 segundos y repite el ejercicio 3 veces más.

Fondos de triceps

Agárrate a los bordes de una silla o banco con la mano. Mueve el trasero justo afuera y enfrente del asiento, con los pies planos y las piernas dobladas para que los muslos estén paralelos al piso. Endereza los brazos. Es la posición de inicio. Baja el cuerpo hasta que los brazos formen ángulos de 90 grados. Luego, activa los tríceps para presionar hacia atrás para comenzar.

MÁS SOBRE: