Cada cuánto cambiar las toallas del baño aunque no estén sucias

Las bacterias pueden causarnos problemas de salud, mantenlas limpias

anamas

A veces prestamos atención a detalles del baño cómo el maquillaje, los productos de higiene, ambientadores y por supuesto mantener limpios los sanitarios pero sin embargo,  no nos fijamos en las toallas de baño. Si no cuidas este detalle, por muy limpio que tengas el baño no servirá de nada, ya que las toallas pueden ser un gran caldo de cultivo para bacterias y gérmenes si no las extendemos o las dejamos secar bien sobre un toallero. Te contamos Cada cuanto cambiar las toallas del baño.

Lo aconsejable es lavarlas cada dos días y si tienes la piel atópica aún más, pero además de lavarlas debes tener en cuenta algunas otras cosas.

  • Lávalas al menos a 60º C para eliminar virus y bacterias. Eso sí, lee siempre la etiqueta para no estropearlas.
  • Lo mejor es secarlas al aire libre o en la secadora. Evita ponerlas en los radiadores, se secarán en exceso y se endurecerán
  • Lávalas con poco detergente, ya que estropeará las toallas de baño.
  • Usa poco suavizante  porque disminuye la capacidad de absorción de las toallas.

Algo esencial es secarlas después de cada uso y no olvides bajar la tapa del wc siempre, así evitarás que sus bacterias se pasen al resto del baño, incluyendo las toallas. Las toallas que lleves al gimnasio debes lavarlas después de cada uso, ya que el sudor hace que proliferen más bacterias y gérmenes en ellas. Cuando llegues a casa métela directamente en la lavadora.

No lavarlas con frecuencia provocará que tengamos problemas en la piel ya que a través de ellas se propagan bacterias como las que causan infecciones por estafilococos que además pueden pasarse de una persona a otra.

Cada cuanto cambiar las toallas del baño no es el único dilema

Un niño se asoma detrás de la cortina del baño

Pero además de las toallas, en el baño tenemos otros textiles cuya higiene no debemos descuidar, es el caso de la cortina de baño. Debes lavarla cada cierto tiempo en la lavadora o en la misma bañera con agua tibia y sal frotando las zonas que están más en contacto con el agua para que no se forme moho.

Otra gran olvidada es la alfombrilla que además acumula mucha humedad y suciedad. Métela en la lavadora y cámbiala por una limpia siempre que hagas limpieza en el baño.

 

MÁS SOBRE: