Cambio de armario: cómo hacerlo para que no te de pereza

Ana Más

Se trata de una tarea obligada cada temporada, te hablamos del cambio de armario. Si se te hace interminable y no ves el momento de empezar te contamos algunos trucos para que sea coser y cantar.

Retirar lo que no vale y almacenar bien la ropa

Mira tanto la ropa que sacas cómo la que metes en el armario, si no te lo has puesto en un año o no te lo comprarías ahora, es momento de deshacerte de ella. Puedes donarla o incluso conseguir  un dinerito vendiéndola en plataformas cómo  Vinted, Wallapop o Vestiaire Collective.

 


El segundo paso es guardar la ropa de forma adecuada, eso te va a facilitar mucho colocarla bien. “Lo primero es comprar una buena provisión de fundas para la ropa, ya sea tipo porta trajes o tipo cajas de cajón”, recomienda la estilista Ángela Collantes a La Vanguardia

Por ejemplo abrigos y americanas en fundas, eso si después de haberlos llevado a la tintorería, si no te arriesgas a que después de tanto tiempo las manchas no salgan.

Además la estilista aconseja clasificar las prendas que retiramos, una funda para el punto, otra para los pantalones, otra para las camisetas.Hemos de tener en cuenta que la ropa que guardamos no la tocamos en meses y se adapta a la forma en que la guardamos.

Por eso aconseja “colocar las prendas lo más estiradas posible, evitando dobleces. «Estoy totalmente en desacuerdo con el sistema de doblarlas en rollitos. Llevo muchas maletas hechas en mi carrera profesional y tengo más que comprobado que, para evitar arrugas, lo mejor es guardar ropa estirada , explica.

Coloca la ropa según la uses y sobre todo ordenada

Piensa en  tu ritmo de vida, horarios y tareas y coloca tu ropa por importancia,  la ropa que más uses en la parte superior de las cajoneras y en el centro del armario, dejando la parte inferior para ropa que usas una o dos veces al año.

Cuanto mejor colgadas o dobladas estén las prendas, más fácil será localizarlas y se mantendrán en mejor estado. Podrás ver la ropa de una pasada y así te será más fácil combinarla. Si la ordenas por colores y tipo de prenda mucho mejor aún.

Mantén tu fondo de armario y cambia los accesorios

Collares y bolsos en una percha

El fondo de armario es útil durante todo el año. Esta ropa no entiende de temporadas y tampoco puede predecirse el momento de su uso.

Collantes aconseja tener piezas básicas de calidad y en colores neutros para que sea fácil combinarlos entre si.Una camisa blancas, un vestido negro y una blazer son buenas inversiones.

Además de unos pantalones de pinzas, vaqueros azules y negros, una chaqueta de piel (sintética mejor), otra vaquera y un abrigo color cámel largo, según explica la estilista e influencer Andrea Rueda.

Además de apelar  a la sostenibilidad “Tengo más que comprobado que es mejor tener un único abrigo, clásico y de calidad, que cambiarlo cada temporada y que se estropee a los tres meses, o cansarte de él porque se lo ves a todo del mundo”, explica.

Acuérdate de cambiar los accesorios en tu armario ya que estos son muy diferentes en invierno (guantes, bufandas….) que en verano (pendientes coloridos y collares).

 

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO