Mantén tu casa limpia y ordenada con el método 20/10

Simplemente necesitas constancia

anamas

Si eres de las que te pegas la paliza un día a la semana para mantener tu casa limpia y ordenada, el método 20/10 te interesa. No hace falta que lo dejes todo para el último momento ni acumular todas las tareas del hogar para un día concreto. Si no ese día se te hará un mundo dejar todo impecable.

Si eres constante, poquito a poco puedes conseguir que tu casa esté limpia sin demasiado esfuerzo, con el método 20/10. Se trata de seguir algunas claves muy sencillas que harán que tu casa esté reluciente.

El mismo nombre del método nos da una idea de en qué consiste: limpiar 20 minutos y descansar 10. De esta forma no te cansarás y agradecerás tener esos diez minutos de relax cada veinte.

Método 20/10, te contamos en qué consiste

El método 20/10 consiste en realizar algunas tareas a diario. Se trata de tareas muy sencillas que sólo te quitarán unos minutos y cuyo resultado sin embargo merecerá la pena. Por ejemplo fregar los platos después de comer, sin dejar que se nos acumulen los de la comida y la cena.

No salgas de casa sin hacer la cama, tardarás dos minutos y la sensación de una cama deshecha no tiene nada que ver con un dormitorio ordenado. Otra de las cosas que propone este método es recoger las cosas que se nos caen, tener todo en si sitio resulta muy agradable.

Además procura ventilar a diario, evitarás que se acumulen los malos olores. Otro gesto que propone este método son recoger la ropa del tendedero, algo que no te llevará más de diez minutos y dará una sensación de orden a la casa.

Además este no es el único método de limpieza que incluye números en su nombre, hace meses la marca Kobold creaba el reto 10, 10, 10,  una manera rápida y además muy entretenida para mantener tu casa y tu cabeza en orden.

El primer paso es seleccionar diez cosas del hogar que ya no necesites y que estés dispuesta a tirar a la basura. Pueden ser revistas viejas, cables, cajas de zapatos vacías, objetos muy viejos que ya no funcionan y que probablemente no usemos hace mucho, es más ni siquiera habíamos reparado en ellos.

El siguiente paso es escoger diez objetos para regalar, algo que creamos que otra persona puede necesitar más que nosotros. Un ejemplo claro son los juguetes, los niños suelen recibir muchos y con el tiempo dejan de hacerles caso. En el caso de los niños la ropa es una buena opción.

Por último piensa en diez cosas que puedes organizar mejor, si colocas todo bien puedes ganar hasta un cincuenta por ciento de sitio extra e incluso encontrar objetos que creías que habías perdido.

MÁS SOBRE: