Cómo tener la casa ordenada teniendo niños

Hay algunas pautas que pueden ayudarte a mantener el orden

anamas

Parece que las palabras niños y orden en una misma frase son incompatibles. Si tienes niños pequeños seguramente te cueste mucho mantener la limpieza  y el orden en tu casa y sobre todo en su habitación:  juguetes por el suelo, cuentos fuera de las estanterías e incluso manchas de pintura en la pared seguramente te sean familiares. Sin embargo hay cosas que podemos hacer para intentar al menos que nuestra casa no sea un caos en lo que a orden se refiere.

Lo primero es guardar todos aquellos objetos susceptibles de caerse, romperse o cortar, fuera jarrones, marcos de cristal y cuchillos, ganarás sobre todo tranquilidad.

Otra cosa que puede ahorrarte muchos disgustos y sobre todo trabajo, es utilizar textiles anti manchas, los limpiarás fácilmente después de cada comida pasándoles un paño húmedo. Los manteles de poliéster o resinados son perfectos para los niños y guarda tus mantelerías bonitas para las ocasiones más especiales.

Cómo tener la casa ordenada teniendo niños, algunos otros consejos

Si te gustan las plantas y tienes un pequeño jardín, procura tenerlas en lugares dónde los peques no lleguen, un mueble alto, una balda volada o una estantería. Si no sólo conseguirás que las hojas de tus plantas más bonitas acaben en el suelo, rotas o las dos cosas. Con este gesto decorarán igual y estarán a salvo.

Además intenta facilitarles que sean ordenados desde que entran en casa. Para ello pon un lugar específico para dejar mochilas y abrigos cuando vuelvan del cole y si puedes incluso pon su nombre para que se sientan identificados y sean ellos mismos los que cuelguen sus cosas. Las cajas y las cestas son buenas aliadas para guardar y mantener el orden y si las eliges de las que se apilan ocuparán mucho menos espacio y en un momento tendrás todo recogido.

Aunque con niños es difícil, lo sabemos, intenta no acumular demasiadas cosas. Deja sólo lo que usen habitualmente, el resto regálalo o si ya no sirve porque está viejo y roto tíralo. Ta ayudará a tener todo mucho más ordenado.

Lo normal es que quieran estar dónde tú estés, así que crea un pequeño rincón con sus cosas para que te acompañen. Una cocinita de juguete en el salón o en la cocina, una mesa con sus pinturas y libretas en el salón…pueden servirte.

Pequeños gestos cómo ponerles fundas a tu sofá te dará mucha tranquilidad, elígelas de algodón o de poliéster anti manchas y en cuanto a las alfombras, lo mejor es no tenerlas si quieres ahorrarte disgustos, pero si te encantan hazte con una que se pueda meter en la lavadora.

Pero ante todo baja el nivel de exigencia, es complicado tener perfecta e impoluta una casa en la que hay niños.

 

 

MÁS SOBRE: