Congelador limpio rápidamente con este truco

Tan sólo necesitas agua, jabón y bicarbonato

anamas

El congelador es uno de los electrodomésticos que más usamos, sobre todo para evitar tirar comida, ya que si no terminamos acumulando muchos alimentos que se ponen malos y llenan la nevera de malos olores.

Sin embargo de vez en cuando tenemos que enfrentarnos a la ardua tarea de limpiarlo y quitar el hielo que se va acumulando en sus paredes. Te contamos cómo hacerlo sin que te cueste demasiado tiempo y esfuerzo.

Lo primero que tienes que hacer es vaciar tu congelador, aprovecha para tirar aquellos alimentos que lleven muchos meses congelados o que no tengan buen aspecto.

Congelador limpio en dos minutos con este truco

Ten en cuenta que para descongelar debes desenchufar la nevera o poner el congelador en el cero y sacar toda la comida que si no quieres que se eche a perder puedes dejar en recipientes de hielo mientras descongelas y limpias el electrodoméstico.

Deja abierta la puerta del congelador hasta que el hielo se derrita de forma natural, puedes añadir agua caliente para que sea más rápido, eso si cubre el suelo con papeles para que absorban el agua.

Cuando puedas saca las piezas desmontables de tu congelador para lavarlas. Hay un truco muy sencillo para hacerlo, mételas en agua con jabón y dos cucharadas de bicarbonato. Sécalas y estarán listas para ponerlas de nuevo. El interior puedes limpiarlo con bicarbonato y agua y secar con cuidado. No laves las paredes del congelador con agua jabonosa, ya que el jabón es complicado de aclarar y los residuos de jabón pueden afectar al sabor de los alimentos.

No utilices cuchillos o instrumentos cortantes para quitar el hielo de las paredes del congelador ya que podrías dañarlo o cortarte tú, es muy fácil que se te escurra el cuchillo con la dureza del hielo.

Además procura no colocar la comida en contacto con las paredes de tu frigorífico ni sobrecargar la base. No coloques comida sin envasar en las estanterías y ordénala según su fecha de caducidad para así tenerla a la vista y consumirla a tiempo antes de que se estropee y para evitar los malos olores coloca un recipiente con un poco de bicarbonato en su interior.

 

 

 

MÁS SOBRE: