Conoce 5 pasos para tener una buena relación a distancia

La distancia no tiene por qué romper una pareja

Álvaro Díaz
Archivado en: Melendi  •  

Las relaciones a distancia, aunque difíciles, también os pueden dar sorpresas y no siempre terminan arruinándose. Con el compromiso y la comunicación, hay relaciones a distancia que llegan a ser más estables que la de otros que están más cerca geográficamente. Si actualmente te encuentras en este escenario y quieres aprender a cómo llevar una relación a distancia, entonces sigue leyendo y apunta estas recomendaciones para que empiece a funcionar.

1. Comunicación diaria: clave de cómo llevar una relación a distancia
Lo más natural para una pareja es siempre estar en contacto, por ende, este aspecto nunca deberá descuidarse. Dado que el contacto cara a cara no es posible, es imprescindible vigilar que la conexión emocional sea tan frecuente como sea posible. No implica que las conversaciones sean largas o profundas. Sencillamente una comunicación frecuente, sin importar su duración, mostrará el interés mutuo y que invertís en tiempo y esfuerzo para la relación. De esta manera, es más sencillo estar al día con la vida diaria uno del otro. Cuando pasáis días enteros sin ningún tipo de intercambio de experiencias, para cuando lo contáis, ya han perdido relevancia o ya no son del mismo interés.


2. Asumidlo como una oportunidad
Es increíble cómo llevar una relación a larga distancia puede ser una experiencia completamente enriquecedora y llena de aprendizaje. La distancia también puede verse como una oportunidad para probar qué tan profundo y verdadero es el amor entre vosotros. En lugar de pensar que esta relación a distancia os está separando, es mejor creer que a través de este ‘proceso’ ambos consolidaréis una relación notablemente más fuerte. ¿Sabías que para aprender a vivir en compañía, primero debes aprender a vivir solo?

3. Haced cosas juntos
La tecnología y la internet como tal nos ha acercado tanto que cada vez es más fácil realizar ciertas actividades juntos estando a distancia. Por ejemplo, jugar videojuegos en línea, ver un vídeo en YouTube al mismo tiempo. Si tenéis gustos por la música, podéis cantar y tocar vía Hangouts o Skype. También es válido salir a dar un paseo mientras sostenéis una videollamada. Vaya, casi lo que se os ocurra. Las posibilidades son extensas y queda de parte vuestra encontrar lo que más os guste, ser espontáneos y creativos.

4. Trabajen por un mismo objetivo
Si hay algo irrefutable es que es imposible que una relación a distancia perdure para siempre. Estamos hablando de que se trata de algo momentáneo, que eventualmente tendrá que volver a la normalidad y establecerse como una relación convencional, juntos. ¿Qué es lo que queremos a corto y mediano plazo? ¿Cuánto tiempo vamos a estar separados? ¿Vemos nuestra relación consolidada en un futuro? Son todas preguntas indispensables para ambos.

Estableced un plan vosotros juntos, trazad un objetivo y el tiempo estimado que estaréis separados y en base este, el objetivo principal. Para esto, es crucial que estéis en sintonía y en mutuo acuerdo. De este modo, a pesar de no estar en el mismo lugar o en la misma zona horaria, de igual manera estaréis motivados a continuar trabajando juntos, hacia la misma dirección y hacia el mismo futuro uno al lado del otro.

5. Cibersexo
La realidad es que en pleno siglo XXI, la tecnología pone al alcance el intercambio de mensajes eróticos por medio de un ordenador o un móvil. Es una oportunidad que no podéis desaprovechar para satisfacer vuestros deseos. Os aseguro que será el mejor momento del día. Es una prueba de que en verdad deseáis estar juntos y ayuda a mantener la llama encendida. Fotitos, mensajes muy sexuales y una pizca de imaginación bastará para liberar un poco (o mucho) la tensión. Creedme que es muy efectivo y divertido.