Microondas

Cuidado: nunca metas estos alimentos al microondas

anamas

El microondas es uno de los electrodomésticos que más usamos, sin embargo no todo vale, hay algunas cosas que nunca debes meter en él. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hay que tener mucho cuidado con lo que introducimos en el microondas y por eso han realizado un listado de cosas que nunca debes meter dentro porque podrían dañarlo, romperlo e incluso provocar un incendio.

Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes poner a funcionar el microondas sin nada dentro, porque tal y como advierten desde la OCU: «Si lo haces funcionar sin nada dentro, las microondas destinadas a calentar los alimentos no encuentran nada y chocan de nuevo con las paredes del aparato, lo que puede provocar daños importantes».

Microondas: huevos y agua nunca

 

El microondas no es una buena opción para cocer un huevo ya que las ondas pueden calentar su interior y provocar que explote al sacarlo. Por eso recomiendan que se usen recipientes especiales para ello o lo escalfes en agua, algo que tiene mucho menos riesgo.

Aunque el agua es lo que más solemos calentar, la OCU recomienda no hacerlo ya que cuando la calentamos sin que llegue a hervir puede sobre recalentarse y comenzar a hervir bruscamente cuando metamos una cuchara o bolsita de infusión, lo que puede provocarnos quemaduras. Lo mejor es usar guantes de horno.

Verduras de hoja verde y guindillas

acelerar metabolismo

Las guindillas al calentarse libera gran cantidad de capsaicina, el componente que genera el picante, que crea unos vapores que pueden irritar mucho los ojos.

Unos compuestos químicos naturales que se liberan en el aire y podrían irritarte los ojos, por eso la OCU recomienda: «una vez terminada la cocción, deja un rato abierta la puerta del microondas para que se liberen los vapores y no acerques la cara al plato«.

En cuanto a las verduras de hoja verde necesitan recipientes específicos para meterlas en el micro ya que necesitan mucha humedad, si no tienes este tipo de recipiente y las metes en seco, pueden producir chispas.

Salsas

Al ser muy espesas, este tipo de salsas no permiten que se escape el calor y el vapor que se originan durante la cocción e incluso una vez que la saques, se produzcan pequeñas explosiones que te ensuciarán las paredes del microondas.

Si no quieres pasarte el resto del día limpiando el microondas usa una tapa para microondas y procura no calentar salsas en ella.

Objetos que tampoco debes meter al microondas

Bolsas

Una bolsa de papel normal puede producir vapores peligrosos cuando se calienta o incluso provocar un incendio en el microondas, por supuesto con las de hacer palomitas no hay ningún problema ya que están preparadas.

Sobre las bolsas de plástico la OCU advierte, «Solo los envases de plástico preparados para microondas pueden utilizarse en este aparato. El plástico es un material que se puede fundir o migrar sustancias perjudiciales al alimento».

En cuanto a las bolsas de semillas, aunque están pensadas para que se calienten en el microondas, desde la OCU aconsejan seguir al pie de la letra  las instrucciones, ya que se puede producir un sobrecalentamiento o un incendio.

Recipientes de algunos alimentos precocinados (poliestireno expandido)

Algunos alimentos precocinados son de poliestireno expandido (las típicas bandejas blancas). Se trata de un producto que no está preparado para usarse en el microondas ya que no soporta las altas temperaturas que se producen en el interior del micro.

Palillos de madera y uvas

MÁS SOBRE: