¡Del dolor de una infidelidad se sale!

Te explicamos en cinco pasos cómo superar una infidelidad

Álvaro Díaz
Archivado en: Melendi  •  

Las infidelidades van de la mano de los secretos, y es que cuando pensamos en ellas siempre existe una persona que no sabe nada de lo que está ocurriendo. Cuando nos enamoramos, el miedo al engaño nos cohíbe, pero ¿y si supiéramos cómo podemos superarlo, nos atreveríamos más a enfrentarnos al amor? Hoy, en ‘¿Qué falló en lo vuestro?’, os explicamos cómo superar una infidelidad en cinco pasos.

1. Asimila lo que está pasando

Lo más normal es que sintamos dolor y rabia, pero el mayor error es intentar hacer como si nada hubiera pasado, así solo conseguimos que lo que nos ha pasado se repita cada vez que pensamos en ello. Para evitar que ocurra, lo mejor es dejar que salga de nosotros todo lo que sintamos, es aquí donde empieza el siguiente paso.

2. Exterioriza tus emociones

Para empezar de nuevo contigo y con los demás, has de saber que tu emociones van a fluir, y que así deberá ser para que en algún momento deje de doler. Lo importante es que te desahogues totalmente, y para ello, un truco es exteriorizar tus emociones sea como sea: gritando, llorando, etc. Siempre que te ayude, la manera da igual.

3. Date tiempo

Lo primero que debes saber cuando pasas por una situación tan complicada como esta es que todo lleva su tiempo. No sería sensato ni para ti, ni para la otra persona empezar con otra relación sabiendo que es simplemente por llenar un hueco que te ha dejado con este engaño. Te servirá más reflexionar y conocer ese nuevo tú que ha aparecido estando solo.

4. Decide qué hacer

Después de los tres primeros pasos, seguramente tu opinión ante esta infidelidad haya cambiado. Así que enfrenta la situación comunicándole a tu pareja lo que finalmente hayas decidido. En este paso has de ser sincero contigo mismo y ver si en un futuro tendrás ese rencor dentro o, por el contrario, crees que puedes perdonar.

5. Aprende a perdonar

Por último, hayas decidido o no terminar con la relación, es de vital importancia que aprendas a personar a esa persona por el daño que te ha hecho. Está claro que no es algo que puedas hacer de un momento a otro, así que, al menos, ten la intención de facilitar las cosas, porque solo así te aliviará a ti mismo/a.