El drama de Andrés Suárez: «Volví a sentir uno de los horribles escalofríos del 2020»

Noelia Bertol
Archivado en: Andrés Suárez  •  

El 2020 no fue un gran año. La pandemia del coronavirus nos trajo un escenario que jamás hubiésemos imaginado vivir. Muchos son los artistas que tuvieron que cancelar los compromisos profesionales que tenían fechados para los siguientes meses, igual que el público se quedó con las entradas de sus conciertos en la mano esperando nuevas fechas o la devolución del dinero invertido.

Aunque la situación va mejorando y poco a poco se van recuperando los conciertos antes cancelados, lo cierto es que en muchos ha quedado latente una extraña sensación al recordar aquello por lo que pasamos.

Esto es justo lo que le ha ocurrido a Andrés Suárez al descubrir que, tras tanta cancelación y tanta restricción, finalmente podrá tocar en Madrid los días 23 y 24 de julio.


«Hoy volví a sentir uno de los horribles escalofríos del 2020; la sensación exacta de cada aplazamiento o cancelación (cuando no teníamos alternativa), concierto a concierto«, ha expresado el artista gallego a través de sus redes sociales.

Andrés Suárez tiene una estrecha relación con la ciudad de Madrid, la cual considera su casa «desde hace muchos años«. Por eso no ha podido contener su emoción al saber que finalmente podrá cantarle al público desde la capital. «Pienso quedarme muy a gusto porque al final pudo ser. Un año más tarde y en dos noches en lugar de una para que así quepamos todos de manera segura, pero pudo ser«, añadía el de Despiértame.

#CulturaSegura

 

Se están llevando a cabo todo tipo de medidas para poder celebrar con seguridad los conciertos que estaban pensados antes de la pandemia, alguno de los cuales habían colgado el cartel de «entradas agotadas». La solución de Suárez y su equipo ha sido celebrar dos conciertos en lugar de uno para repartir al público y que así se garantice la distancia de seguridad.

Andrés Suárez ha sido un auténtico defensor de la #CulturaSegura, hasta en una ocasión denunció la acción de un promotor que, por tener más beneficios, no había respetado las medidas de seguridad, razón por la que el artista se negó a ofrecer el concierto. 

Ahora, con un poquito de distancia de la pandemia (los datos han mejorado considerablemente y los grupos de riesgo están casi todos en pauta completa de vacunación), el artista se prepara para vivir dos noches emocionantes en el nombre de la música, las cuales, además, llegan con sorpresas. «Mi única duda es si decir ya los nombres de los invitados o dejárselo a las dos noches de verano«, compartía este.

MÁS SOBRE: