El último deseo antes de morir por COVID de un matrimonio antivacunas : “Que mis hijos se vacunen”

Nuria Serena

En EEUU hay un gran porcentaje de población antivacunas. Acabamos de conocer que la vacuna Pfizer ha cambiado de nombre al de Comirnaty tras ser autorizado su uso por la FDA de EEUU.

Es un paso más para que la población americana confíe plenamente en la eficacia de la vacuna. Y es que EEUU atraviesa una «pandemia de no vacunados«. Gran parte de las personas hospitalizadas por coronavirus allí no están vacunados.

Según los expertos la negativa a recibir la inmunización es consecuencia del escepticismo, la desinformación, la falta de credibilidad en el Gobierno y la politización de la pandemia.

Por eso, esta noticia sobre una madre y un padre antivacunas de Texas que han fallecido de coronavirus y cuyos deseos antes de morir ha sido que sus hijos se vacunen, no nos pilla por sorpresa.

La última voluntad de una madre antivacunas : “Que mis hijos se vacunen”

Un matrimonio antivacunas de Texas ha muerto por Covid-19. Ni ellos, ni sus hijos habían sido inmunizados. Antes de morir, Lydia Rodríguez, de 42 años, y su marido, Lawrence Rodríguez, mandaron un mensaje a sus cuatro vástagos para que por favor se vacunaran.

La noticia que ha saltado a las páginas del diario Daily Mail, apunta a que el origen del contagio fue un campamento de la Iglesia local. El primero en fallecer fue el padre. Después lo hizo la madre. Ahora sus hijos, también contagiados, se encuentran en cuarentena al cuidado de familia cercana.

Ella creía que podía manejar todo por sí misma, que realmente no necesitabas medicamentos” confesaba a la prensa precisamente un familiar que desveló que antes de morir, Lydia admitió ante su hermana el error de no haberse vacunado y expresó un último deseo: «Por favor, asegúrate de que mis hijos se vacunen».

 

La tercera dosis de la vacuna, aprobada en EEUU

 

Estados Unidos ha aprobado la administración de la tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19 en la población de riesgo.

Es el tercer país en hacerlo tras Chile o Israel que ya están administrando una dosis de refuerzo a las personas inmunodeprimidas, es decir, aquellas con capacidad reducida para combatir infecciones y enfermedades.

Esta tercera dosis solo se realizará con virales de Pfizer y Moderna. La vacuna monodosis de Johnson & Johnson aún no ha conseguido la aprobación de la FDA.

 

 

 

MÁS SOBRE: