El «valor incalculable» de algunos objetos que guardan los atrevidos durante toda su vida

Rodrigo Díaz

En el tema del día de hoy mencionamos algunos de esos objetos cuyo valor real no era lo más importante, dado el simbolismo que esconde o la historia familiar que hay detrás de él.


Ese es el caso de Mamen y un despertador que le ha acompañado desde su primera boda hasta ahora. De hecho, bromea con el hecho anecdótico de haber tenido más maridos que alarmas: «Sigue conmigo», recalcaba.

Por otro lado, Álex abría otro gran recuerdo de muchos con los dientes de leche que se guardaban con sumo cariño. En su caso, uno que pegó su abuela junto a una pequeña chapa de oro con la fecha en la que se cayó ese diente y el nombre del atrevido, ¡precioso!

Y para rematar el programa de hoy, hablamos con Pilar y esa colección de entradas de todos los conciertos que fue desde los ochenta hasta los 2000; así como María José y el emblemático cuchillo que siempre utilizaba su abuelo los domingos para preparar el arroz con conejo.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO