Fernando Simón, optimista: «No podemos hacer que lo que quede sea un infierno»

anamas

Fernando Simón ha comparecido en rueda de prensa y se ha mostrado esperanzado ante los últimos datos de la pandemia: Catorce mil quinientos quince contagios y 388 muertes en las últimas 24 horas y la incidencia acumulada, continúa bajando y se sitúa en 320,81 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, esas eran las cifras que ofrecía este jueves el Ministerio.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), y Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad, comparecían para analizar la evolución de la pandemia.

Una comparecencia que Simón comenzó hablando de la tendencia descendente de las cifras que sin embargo siguen siendo muy altas.

Además de hacer hincapié en que, aunque la previsión es que la curva siga bajando en los próximos días, tenemos que tener cuidado porque estamos en pleno periodo de prevalencia de las diferentes variantes.

Asimismo la secretaria de Estado de Sanidad habló de cifras relacionadas con la vacunación, y así afirmaba «Se han entregado 3.622.165 dosis, de las que han sido administradas 2.782.751. Un 5,87% de la población española tiene administrada al menos una de las dosis. Además, 1.144.556 personas han sido ya inmunizadas. Somos el 4º país con más personas vacunadas de la Unión Europea. Hoy han llegado 396.000 nuevas dosis de AstraZeneca que comenzarán a distribuirse mañana a las comunidades. Entre febrero y marzo la previsión de las compañías es que nos administren 9,7 millones de dosis».

La vacuna de Janssen solicitó el martes la autorización para su uso de emergencia a la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Un proceso que acabará en la primera quincena de marzo. Las vacunas de Novavax y Curevac están en la última fase de evaluación y es  probable que ambas sean autorizadas en el segundo semestre del año.

Además Fernando Simón  se mostró optimista sobre la posibilidad de ir relajando poco a poco las restricciones actuales diciendo que la situación es de alerta todavía y que la relajación de medidas no significa que se tengan que rebajar todas y que cuantas más se rebajen mejor se deben aplicar el resto.

“Es posible que de aquí a pocas semanas estemos en una buena situación. Cada día que pasa es un día que le ganamos a la epidemia. Queda poco para superar la pandemia, así que no podemos hacer que lo que quede sea un infierno«, afirmó.

También habló de la clara evidencia sobre el impacto de las reuniones sociales en los contagios y de la importante correlación entre los momentos en los que se cierra la hostelería con el descenso de contagios.

 

MÁS SOBRE: