Flequillo a los cincuenta, ¿por qué apuntarse?

anamas

Normalmente asociamos flequillo a juventud, pero más allá de parecer más joven, si tienes más de cincuenta el flequillo puede hacer que le saques a tu look el mayor partido posible, así que si nunca te has atrevido a cortártelo, puede ser un buen momento para hacerlo incluso si ya lo habías probado y no te gustó el resultado.

Piensa que con los años el óvalo de la cara cambia y quizá ahora si te gustes con flequillo y además las técnicas de peluquería han avanzado y puede que ahora si encuentres tu estilo con él.

Actualmente son muchas las opciones que existen , de cortina, desfilado, baby bangs, francés o recto y tu peluquero seguro que sabe cual te sienta mejor. Así que si estás decidida ponte en sus manos y dile qué rasgos quieres resaltar y cuales suavizar.

Flequillo, qué puede aportar a tu rostro

Llevar flequillo puede  transformar tu cara. Puede redondearla si la tienes alargada o al revés, alargar un rostro redondeado. Suavizar rasgos y líneas rectas, potenciar la mirada y hasta borrar arrugas, como las lineas de expresión de la frente o incluso para tapar manchas cercanas al pómulo.

Además aportan frescura y naturalidad a tu rostro y lejos de darte calor y ser un estorbo será tu aliado a la hora de cambiar tu estilo a mejor. Saiz del Salón Blue By Raquel Saiz explica a la revista Telva que «el pelo rizado luce siempre mejor con capas porque enfatiza aún más la su ya de por sí vitalidad natural. El flequillo aporta aún más comodidad y libertad para llevarlo , en el caso del pelo fino lo mejor es recurrir a los flequillos desfilados«.

Flequillo cortina, de moda

El flequillo cortina está arrasando en Instagram. Además fue el favorito de las francesas durante mucho tiempo. Es ideal si nunca te has atrevido a llevarlo por miedo a que no te favorezca ya que si no te convence, puede disimularse con facilidad.

Famosas como Jennifer López, Macarena García, Blanca Suárez, Penélope Cruz y Halle Berry lo han lucido en algún momento.

Favorece en especial a mujeres con melena gruesa y rostro alargado ya que enmarca el rostro y lo acorta visualmente.

Es de lo más versátil y queda bien en cabellos lisos, ondulados y rizados y además rejuvenece según los profesionales porque la onda del flequillo hacia los laterales alegra la mirada, disimula el cansancio, así como las arrugas.

MÁS SOBRE: