Pelo nutrido con keratina, pero esta vez hazla tú misma

Es muy eficaz para nutrir y alisar el cabello dañado

anamas

Son cada vez más las peluquerías que utilizan keratina para alisar y nutrir el cabello. Se trata de una proteína natural que se encuentra en nuestro cabello y que nos deja el pelo brillante y con aspecto de sano, además de crear una pared protectora que evita que penetre la contaminación en nuestro cabello.

Otros efectos beneficiosos de la keratina sobre nuestro cabello es que refuerza las fibras capilares, hidrata en profundidad, cierra las cutículas eliminando así porosidad, elimina el encrespamiento, repara las puntas abiertas y reduce el  volumen de la melena haciendo que sea más fácil de manejar.

En las peluquerías usan productos ya preparados que aplican profesionales y cuyo dura entre tres y cinco meses,  pero otra opción  es fabricarla tú misma con productos naturales y sin usar formol.Si te has planteado hacerte un tratamiento con keratina pero lo vas dejando por lo costoso que suele ser, te contamos cómo fabricar tu propia keratina en casa.

Pelo nutrido con keratina, pero esta vez hazla tú misma, estos son los pasos

El primer ingrediente que necesitas es grenetina, que tendrás que disolver en agua caliente hasta que quede líquida, después incorpora aloe vera, aceite de argán y vinagre de manzana y remueve hasta conseguir una mezcla con consistencia pastosa incorpora aloe vera, aceite de argán, el vinagre de manzana y remueve hasta tener una consistencia pastosa y déjalo enfriar primero al aire y luego en la nevera.

Aplícatela con el pelo limpio, después divide tu cabello en cuatro secciones y echa la keratina una a una hasta cubrir todo el pelo. Déjala que se seque del todo y si quieres plánchate el pelo para que se fije la mezcla, si no quieres, puedes aclararte directamente.

También puedes usar para hacer tu propia keratina casera con plátano, huevo y miel, necesitarás:

  • 1 plátano (2 si tu melena es larga)
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva (solo si tu pelo no es graso)

El plátano aporta vitaminas del grupo B que nos ayudan a estimular la producción de queratina de forma natural y el crecimiento sano del cabello. La miel nos aporta mucha nutrición, suavidad y brillo al cabello y el huevo aporta azufre al pelo que lo fortalece, suaviza y favorece su crecimiento.

Hacerla es muy sencillo, pela y corta el platano en rodajas y ponlo en una licuadora con todos los ingredientes, licua hasta que quede una pasta homogénea y aplica sobre la melena húmeda, déjalo actuar un par de horas y enjuaga. Puedes aplicar esta mezcla dos veces a la semana.

 

 

MÁS SOBRE: