Infusiones a tu alcance que te ayudan a reducir volumen y bajar la inflamación

anamas

Por si solas no valen pero si las acompañas de una buena alimentación y deporte pueden ayudarte mucho a solucionar los problemas de hinchazón de tripa y retención de líquidos lo cual favorece también la pérdida de volumen.

Las nutricionistas Cristina Troncoso y Nieves Cuesta, hablan para Vogue sobre las infusiones más antiinflamatorias y cómo debemos tomarlas.

Infusiones cómo tomarlas para que sean eficaces

Siempre hay que prepararlas en caliente aunque podemos tomarlas frías. Pero calientes tienen un mayor efecto antiinflamatorio y mejoran la actividad intestinal . Tal cómo explica una de las nutricionistas, Cristina Troncoso, “si la tomamos fría cambiamos la temperatura de digestión y nos puede provocar malestar”.

Una mujer se da un baño rodeada de velas y tomando una infusión

En cuanto al momento de tomarlas, ambas nutricionistas afirman que si  buscamos un efecto inmediato después de una comida lo ideal es tomar la infusión después de comer y en caliente. Y para potenciar sus efectos lo ideal es tomar otra a lo largo del día, así reduciremos la inflamación y nuestro organismo estará hidratado.

En cuanto a la manera de hacer la infusión lo ideal según las expertas es infusionar ingredientes frescos ya que mantienen mejor sus propiedades y beneficios. Para ello hay que poner agua a hervir, añadir el ingrediente y dejarlo infusionar 15 minutos. Después se deja reposar otros 5 y se cuela.

Infusiónes

Cómo tener ingredientes frescos antiinflamatorios en casa no es fácil la segunda opción más recomendable según Cuesta son las infusiones a granel, “Tienen más calidad que las de bolsa, puesto que en el proceso de embolsarlas se pierden algunas vitaminas y minerales. Además, en las bolsitas no se puede modular la dosis, mientras que en las a granel sí. También tendrán un sabor más o menos intenso” y en caso de tener prisa no es mala opción usar infusiones en bolsitas.

Te hablamos de las más antiinflamatorias.

Infusión de Genjibre y de hinojo

Infusión de gengibre

Las nutricionistas hablan de esta raíz cómo “antiinflamatorio natural que mejora la digestión y desinflama los tejidos” , además de hacer hincapié  en su contenido, no solo de vitaminas y minerales, sino también de enzimas proteolíticas para ayudar a hacer las digestiones.

Afirman que nos ayudan a aliviar las nauseas, a reducir el reflujo y la acidez y por tanto a reducir la inflamación del abdomen.

Y aconsejan empezar el día con una infusión de agua caliente con jengibre y limón.

La Infusión de hinojo Troncoso la recomienda porque “consigue reducir la producción de gases y el dolor abdominal y favorece los movimientos del intestino”.

Las de toda la vida manzanilla y menta poleo

Seguro que te acuerdas de tu madre pidiendo una manzanilla después de comer, las nutricionistas confirman que “ayuda a reducir las mucosas del estómago y, por tanto, reduce la inflamación abdominal” y el menta poleo es de las más digestivas y tras una comida abundante reduce la inflamación.

Infusión de canela e infusión de cúrcuma

Las infusiones de canela se preparan hirviendo una ramita de canela en agua y son una buena opción para reducir la inflamación. Si las acompañas de un poco de leche puede ayudarte a reducir las ganas de dulce que solemos tener a primera hora de la tarde.

Nieves Cuesta explica que  “La cúrcuma es otro de los grandes desinflamatorios naturales que tenemos”.

Se puede tomar  infusionada en agua o  con leche vegetal caliente. Eso si, es importante que se prepare con una leche vegetal sin azúcares añadidos .

 

 

MÁS SOBRE: