Kiko Hernández desvela el motivo por el que acude a Sálvame con guantes en las manos

Nuria Serena

La salud de otro colaborador de Sálvame se resiente. Es cierto que la gravedad de la enfermedad que sufre Kiko Hernández no tiene nada que ver con la terrible dolencia que les arrebató a una de sus compañeras más queridas hace unos meses, Mila Jiménez, pero sí que es preocupante.

De hecho, parece que a los compañeros de Sálvame les ha mirado un tuerto. La salud de muchos de ellos, por ejemplo la del otro Kiko, Matamoros también le ha dado algún que otro susto.

Ahora también Amador Mohedano, personaje que últimamente interviene en el espacio, ha tenido que ser ingresado en el hospital. Afortunadamente, ya tiene el alta y ha regresado a su hogar para recuperarse de la anemia provocada por una úlcera sangrante.

 

Kiko Hernández descubre la enfermedad contra la que está luchando

«Tuve que llegar al hospital con ayuda» asegura Kiko Hernández cuando habla de la fuerte anemia que sufrió y por la que tuvo que acudir a un centro hospitalario en compañía de una persona porque no podía mantenerse en pie.

De esta forma, recordaba los estragos que en él causó la enfermedad: «Hace unos seis o siete meses me dio una anemia bestial. Yo tuve una anemia muy fuerte, de nivel 3 o 4. Tuve que llegar al hospital con ayuda y todo porque había perdido mucha sangre»

Por suerte, de aquello está ya recuperado pero ahora le aqueja otro mal. Sufre artritis psoriásica que tiene importantes consecuencias en su día a día. De hecho, hay semanas que debe acudir al plató de Telecinco con guantes. Es la única forma que tiene de disminuir las molestias que la afección le ocasiona.

Y es que la artritis psoriásica provoca un gran dolor articular, rigidez e hinchazón. Puede afectar cualquier parte del cuerpo, incluido las puntas de los dedos y la columna vertebral, incluso, te postra en una silla de ruedas. De hecho, Kiko confiesa que, a veces, «No puedo mover bien la mano derecha porque me dan pinchazos y tengo los dedos inmóviles«. De hecho, hace unos meses Kiko Hernández acudió a Sálvame en silla de ruedas, debido a una fuerte lumbalgia.

El ex Gran Hermano se encuentra actualmente en tratamiento y parece que está dando sus frutos:  “Estoy muy bien. He sacado un diez en mi nuevo tratamiento y ya me puedo levantar perfectamente”

 

MÁS SOBRE: