La poesía de Isidro Montalvo dedicada a las margaritas y el popular «me quiere, no me quiere»

Rodrigo Díaz

Consciente de que llega la primavera y que es la flor favorita de nuestro Luis Larrodera, Isidro Montalvo va a tener un sentido homenaje hacia las margaritas en forma de poesía:


Unos versos que ya adelantaba iban a conmover: «Fijo en mi mente tu extraño rostro, cuando cenamos juntos en la primera cita«, comenzaba narrando nuestro compañero.

Esa duda sobre si el amor era correspondido que siempre resolvíamos con una margarita; la misma que desojaba Isidro al contar esta historia: «Tus besos y tus lágrimas tuve en mi boca. Tus fragancias y tus quejas eran mías».

Menuda forma de cautivarnos ha tenido el humorista, que hasta se sorprendía a si mismo nada más terminar de compartir su poema: «Por ver si me querías… Como a una margarita de amor te desojo», remataba.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO