Pablo díaz en Pasapalabra bote

La razón por la que el rosco de Pablo Díaz en Pasapalabra se tuvo que grabar dos veces

Noelia Bertol

Ha pasado ya casi una semana desde que Pablo Díaz se alzara ganador del bote de Pasapalabra, el cual acumulaba 1.828.000 euros. El concursante, que tras 260 programas se convirtió en uno de los rostros más llamativos de la cadena con más de tres millones de espectadores cada tarde pendiente de su aventura en el concurso, sigue copando titulares por un detalle del que solo los más avispados lograron darse cuenta.

¿Te has preguntado por qué Antena 3 metió ese corte publicitario de 20 segundos antes de que Roberto Leal gritara el «¡síííí!» que le daría la victoria a Pablo Díaz? El concursante había acertado todas las palabras que le quedaban en la segunda vuelta y la última respuesta, la de la letra X, marcaría un antes y un después en su vida.

Desde que Pablo diera su respuesta, «Dux«, al suspiro que erizó la piel a los espectadores no hubo solo unos segundos, sino que se incluyó un corte para ensamblar dos grabaciones. Y tiene explicación.

Pablo

Un corte de comprobación

 

Nuestros compañeros de Los40 han dado cuenta de un curioso detalle. Los espectadores durante el rosco siempre percibimos la imagen de los concursantes, protagonistas de la prueba, a pesar de que hay otras cámaras grabando en ese momento, como una que enfoca directamente a su presentador, Roberto Leal.

Si bien durante la emisión del programa pudimos ver cómo Pablo respondía la palabra que le hacía ganador del bote antes de que Roberto Leal terminara de leer el enunciado, cuando el presentador compartió la visión desde su cámara podemos ver cómo el concursante no responde hasta que este lee completo todo el enunciado.

«Lo normal es que la grabación del rosco se detenga en varias ocasiones para comprobar que las respuestas dadas por el concurso son las correctas y el concurso funcione a la perfección«, publica Paula Hergar en Los40 tras hablar con responsables de Atresmedia.

En el caso del rosco que le dio la victoria a Pablo, este había respondido numerosas palabras seguidas, por lo que se debía hacer una comprobación antes de celebrar una victoria en balde. «Roberto tiene orden de no resolver afirmativa ni negativamente la última palabra que daría el bote al concursante hasta que no haya sido comprobado por el equipo del programa«, añaden desde el citado medio.

Por esta razón, el famoso día D se hizo una pausa para comprobar que todas las palabras que había dicho Pablo eran correctas y estaban bien, y se volvió a grabar el momento, emitiendo en televisión la primera vez que el concursante respondió a la segunda vuelta y añadiendo un corte desde su respuesta «Dux» al «¡síííí!» de Roberto Leal y la posterior celebración, lo que a su vez explicaría el corte publicitario de 20 segundos.  

MÁS SOBRE: